(AMP) La economía de Castilla y León se contrae un 1,2% en 2012, tres décimas menos de lo previsto

 

(AMP) La economía de Castilla y León se contrae un 1,2% en 2012, tres décimas menos de lo previsto

Pilar del Olmo (d) presenta la contabilidad regional de 2012
EUROPA PRESS
Actualizado 01/03/2013 15:17:50 CET

VALLADOLID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

La economía de Castilla y León se contrajo un 1,2 por ciento en 2012, tres décimas menos de lo previsto (1,5), según ha explicado este viernes la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo.

La consejera ha destacado la contribución positiva al crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) por parte del sector exterior, con 1,3 puntos porcentuales, superior a la de 2011 (1,2 puntos).

La variación de 2012, ejercicio en el que la evolución trimestral a lo largo del año fue de progresiva intensificación del ritmo contractivo, se opone al crecimiento experimentado en 2011, de un 0,8 por ciento, ha destacado la consejera, quien ha señalado que el comportamiento es algo mejor que el de España, donde ha sido del -1,4 por ciento.

Aunque la posición de Castilla y León es mejor que la de España, es peor que la de la Unión Europea (de los 27), que es de un -0,3 por ciento y que la de la Zona Euro, que es de un -0,6 por ciento.

Pilar del Olmo ha calificado el año de "negativo", a pesar de que la previsión era de un descenso del 1,5 por ciento y ha asegurado que no "consuela" que el comportamiento de la economía de la Comunidad haya sido menos malo que el nacional.

La consejera ha recordado éste es el segundo año de recesión en tres o cuatro años, ya que en 2009 se decreció un 3,5 por ciento, lo que se "traduce" en el empleo".

En este marco, ha añadido que se trabaja para salir de la crisis con diferentes medidas como los planes de empleo, el proyecto de ley de emprendedores, los beneficios fiscales o los apoyos en financiación y la reducción de trámites, dos cuestiones éstas últimas que considera que es lo que necesitan las empresas.

Del Olmo ha detallado los principales datos de la contabilidad de 2012, que desde la perspectiva de la oferta, se registró una menor contracción del sector construcción y un peor comportamiento del resto de los sectores respecto al año anterior.

MENOR PRODUCCIÓN AGRARIA

En concreto, el sector primario experimentó una caída del 3,3 por ciento en 2012, en contraste con el aumento del 4,3 alcanzado en 2011, y se observa un descenso de la producción agraria, algo que la consejera ha atribuido a la meteorología desfavorable, y una desaceleración de la producción ganadera debido al mal comportamiento de la producción láctea.

Por su parte, la industria experimentó un decrecimiento del 1,7 por ciento durante 2012 frente al aumento del 3,1 por ciento de 2011. Las ramas energéticas se desaceleraron desde el 8,6 por ciento de 2011 al 3,2 en 2012, mientras que las ramas manufactureras pasaron del 2,3 al -3 por ciento el año pasado.

De esta forma, las ramas de metalurgia y productos metálicos, material de transporte, alimentarias y otros productos minerales no metálicos fueron las que más contribuyeron al descenso de la industria en 2012, y únicamente creció la rama de producción y distribución de energía eléctrica, gas y agua.

La construcción descendió el 5,8 por ciento el año pasado, si bien se trata de un porcentaje menor al contabilizado en 2011 (-6,5 por ciento), aunque la consejera ha señalado que hay que tener en cuenta desde dónde se llega. La edificación residencial y la obra civil suavizaron su comportamiento contractivo, mientras que la edificación no residencial intensificó su retroceso.

Por otra parte, el conjunto del sector servicios experimentó un decrecimiento del 0,5 por ciento durante 2012 (0,8 por ciento en 2011), de manera que se aprecia un peor comportamiento en sus principales componentes. Así, los servicios de mercado pasaron del 1,2 por ciento al comportarse de manera neutra en 2012. Los servicios no de mercado mostraron descensos a lo largo de todo el año y anotaron una rebaja del 2,1 por ciento en el conjunto de 2012, algo que Del Olmo considera que también tiene que ver con el gasto de las administraciones públicas.

Desde el punto de vista de la demanda, el descenso del PIB en 2012 viene explicado por la mayor contribución negativa de la demanda interna, de 2,5 puntos en 2012 (-0,4 puntos en 2011).

Esto se compensa, ha indicado la consejera, por el comportamiento del sector exterior, que fue más positivo y sumó 1,3 puntos al crecimiento del PIB (1,2 puntos en 2011).

Por lo que se refiere a la demanda interna, el gasto en consumo final decreció el 1,6 por ciento en 2012 frente al aumento del 0,4 por ciento de 2011. El gasto en consumo final de los hogares bajó el 0,6 en 2012 (frente al crecimiento del 0,5 en 2011) y el gasto en consumo final de las Administraciones Públicas aumentó su ritmo contractivo, pasando del -0,1 por ciento en 2011 al -4,9 en 2012.

En cuanto a la formación bruta de capital (inversión), descendió el 6,1 por ciento durante 2012 (-3,4 por ciento en 2011). La formación bruta de capital fijo se contrajo en 2012 el -6,2 por ciento, cifra superior al descenso del 3,9 del año anterior.

En cuanto a la inversión en bienes de equipo, decreció el 3,2 por ciento (frente al aumento del 2 de 2011) y la inversión en construcción se contrajo en menor medida que el año anterior (el -8,8 por ciento en 2012 frente al -9,4 del año antes). Por su parte, la variación de existencias mantuvo un efecto neutro sobre el crecimiento del PIB (como en 2011).

En cuanto al sector exterior, en 2012 se produjo una contribución positiva al crecimiento del PIB, estimada en 1,3 puntos porcentuales, superior a la aportación de 2011 (1,2 puntos). Las exportaciones se desaceleraron y descendieron las importaciones, lo que dio como resultado variaciones del 1,5 y -0,4 por ciento, respectivamente, en 2012.

En cuanto al empleo, en 2012 se registraron resultados más negativos que en 2011, ya que se redujeron los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo el 4,1 por ciento en el conjunto del año (superior al descenso del 1,3 de 2011), lo que se tradujo en 38.917 puestos de trabajo menos en 2012 respecto del año anterior.

El empleo descendió en todos los sectores excepto en el primario, donde aumentó el 7,7 por ciento frente al 0,7 del año anterior. En la industria se redujo con menor intensidad en 2012 que en 2011 (-0,6 y -2,6 por ciento, respectivamente), al igual que en la construcción (-6 y -12,2 por ciento, respectivamente).

Por otro lado, en el sector servicios se registró un descenso del 5,9 por ciento frente al aumento registrado el año anterior (0,5), debido al peor comportamiento tanto de los servicios de mercado como de no mercado.

CUARTO TRIMESTRE

Por lo que se refiere al cuarto trimestre, el PIB registró una variación interanual del -1,8 por ciento, tres décimas menos que en el trimestre anterior, con una variación intertrimestral que pasa del -0,2 al -0,9.

Desde la perspectiva de la oferta, durante el cuarto trimestre de 2012 se observó una contracción del Valor Añadido Bruto en todos los sectores productivos en términos interanuales.

En cuanto a la demanda, en el último trimestre del año se redujo la contribución negativa de la demanda interna al crecimiento del PIB, al pasar de 2,9 a 2,7 puntos porcentuales. Por otro lado, el sector exterior disminuyó cinco décimas su aportación positiva en este cuarto trimestre y se situó en 0,9 puntos porcentuales.

En cuanto al empleo, descendió el 5,5 por ciento en el cuarto trimestre (-4,2 en el tercer trimestre). Empeoró el comportamiento en todos los sectores productivos, a excepción de la construcción.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies