Anpba recuerda que la Ordenanza municipal del 'Toro de la Vega' no puede incluir el uso de lanzas

Publicado 20/05/2016 14:36:47CET

VALLADOLID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Nacional para la Protección y el Bienestar de los Animales (ANPBA) recuerda que la nueva Ordenanza municipal del torneo del 'Toro de la Vega' de Tordesillas no puede incluir el uso de lanzas, pues no es posible contravenir la normativa recientemente promulgada por la Junta de Castilla y León.

Y es que el Decreto-Ley 2/2016 de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, que ha entrado en vigor hoy, prohíbe, en Castilla y León, la muerte de los animales en los festejos taurinos "populares" y "tradicionales", lo que afecta de lleno a la configuración y desarrollo del "Toro de la Vega".

Sin embargo, el asunto jurídico es de mayor calado pues abarca, de facto, la prohibición del uso de las lanzas ya que la, hasta ahora vigente, 'Ordenanza Reguladora del Inmemorial Torneo del Toro de la Vega' publicada en el BOPV 93/2013 de 15/abril/2013, dispone, en su Art. 20: "Queda terminantemente prohibido alancear premeditadamente al Toro con el fin de no procurar su muerte sino la merma de sus facultades físicas".

En otras palabras, el propósito de la lanzada sería "procurar la muerte" del toro, como algo consustancial e intrínseco del "torneo", y ello, a partir de ahora, ya no sería posible pues vulneraría el Decreto-ley que ha entrado en vigor.

Por tanto, Anpba, a través de un comunicado recogido por Europa Press, advierte de que si quiere seguir realizando su espectáculo, el Ayuntamiento de Tordesillas tendría que iniciar ahora una serie de trámites para modificar su Ordenanza del 'Toro de la Vega', adaptándola a la nueva norma de rango superior y atenerse a ella, presentando esa adaptación a la propia Junta de Castilla y León para su aprobación, como estipula el artículo 29 del Decreto 14/1999 por el que se aprueba el Reglamento de espectáculos taurinos populares de Castilla y León.

Anpba recuerda que, en 1966, el Gobernador Civil de Valladolid prohibió que se alanceara al toro. Y, desde entonces, el colectivo ha mantenido una reiterada reivindicación solicitando a la Junta la humanización del 'Toro de la Vega', que no se le mate a lanzazos, que se vuelva a las prácticas del año 1966, que el espectáculo se convierta en un "encierro a la inversa", es decir, con el toro saliendo del núcleo urbano de Tordesillas hacia el campo, en vez de entrar desde el campo al núcleo urbano (que es la forma de transcurrir de un encierro 'normal'), pero quedando en un "mero encierro", sin lanzas ni muerte del animal, exactamente como solicitaba al Gobernador Civil la Comisión de Festejos del Ayuntamiento de Tordesillas en 1966.

"TRIUNFO DE LA SENSIBILIDAD"

Por ello, ahora, este nuevo Decreto-Ley ha sido valorado positivamente por Anpba como un triunfo de la imparable evolución de la sensibilidad social en contra del maltrato a los animales utilizados en festejos, aun cuando quede mucho por avanzar.

P or su parte, respecto a las voces que anuncian presentar recursos contra el Decreto-Ley, Anpba les recuerda que, según el Estatuto de Autonomía, es la Junta de Castilla y León la única que ostenta "competencias exclusivas" en materia de espectáculos taurinos, no los ayuntamientos castellano-leoneses.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies