Antonio Gutiérrez de Otero, el arandino que derrotó a Nelson

Contador
Busto de Antonio Gutiérrez de Otero en Aranda de Duero
WIKIMEDIA COMMONS
Actualizado 21/10/2017 15:50:03 CET

Un busto, un parque y una avenida recuerdan en su localidad natal al general que lideró la defensa de Santa Cruz de Tenerife en 1797

ARANDA (BURGOS), 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

Este sábado se cumplen 212 años de la batalla naval de Trafalgar en la que se consagró el famoso vicealmirante británico Horatio Nelson, líder de la flota que venció a la combinada franco-española y que se convirtió en leyenda tras morir en aquel episodio.

Menos conocida es, en cambio, la derrota que Nelson sufrió ocho años antes, en julio de 1797, cuando la Royal Navy atacó el puerto de Santa Cruz de Tenerife, donde las tropas españolas resistieron y rechazaron el ataque, encabezadas por el general Antonio Gutiérrez de Otero, natural de la localidad burgalesa de Aranda de Duero.

Comandante general de las Islas Canarias y teniente general de los Reales Ejércitos, Antonio Gutiérrez de Otero nació en Aranda de Duero el 8 de mayo de 1729 y falleció en la capital tinerfeña el 14 de mayo de 1799, después de haber prestado sus servicios como marino y militar para la Corona en Malvinas y participar en la reconquista de la isla de Menorca, ocupada en aquel entonces por Reino Unido.

Sin embargo, fue el 25 de julio de 1797, hace ahora 220 años, cuando Gutiérrez de Otero se ganó un hueco en la historia tras infligir su mayor derrota al famoso Horatio Nelson, que incluso perdió su brazo derecho en el enfrentamiento. Este acontecimiento, librado en las aguas del puerto santacrucero, se enmarca en la contienda que España y Gran Bretaña mantenían dentro del contexto de las guerras napoleónicas.

Al mando de unidades del Ejército, de las Milicias Canarias y de civiles tinerfeños, el general arandino derrotó a la escuadra comandada por Nelson, quien perdería la vida ocho años después frente a las costas del cabo Trafalgar (Cádiz), donde sin embargo la Royal Navy obtuvo una importante victoria sobre la flota aliada de España y Francia.

HOMENAJES

Para conmemorar el triunfo de Gutiérrez de Otero, cada 25 de julio el alcalde de Santa Cruz de Tenerife y el general jefe del Mando de Canarias depositan una corona de laurel como homenaje y recuerdo hacia el militar burgalés.

Por lo que se refiere a su localidad natal, Aranda de Duero, un busto de bronce, un parque y una avenida recuerdan a este general que obtuvo sus glorias en el mar pese a proceder del interior de Castilla. Desde hace más de medio siglo existe un parque situado al suroeste del municipio que lleva su nombre, junto al cual se encuentra también una Avenida General Gutiérrez, cuyos extremos concluyen en las avenidas de Castilla y Luis Mateos.

Asimismo, a finales del siglo pasado se instaló detrás de la iglesia de San Juan, lugar de bautizo del general, un busto de bronce que es una réplica del que descansa en Santa Cruz de Tenerife, ciudad que evitó la captura británica gracias a Gutiérrez de Otero y que está hermanada por ello con Aranda de Duero.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies