Arcón de Olid inicia su "triatlón" de 2015 con 'El Pelícano', a la que sumará montajes de Coward y María Manuela Reina

Juan Casado (centro) con Raquel Moreno (izq) y Esperanza Sánchez
EUROPA PRESS
Actualizado 04/02/2015 14:04:41 CET

VALLADOLID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

La compañía vallisoletana Arcón de Olid afrontará el próximo sábado, 7 de febrero, la primera prueba de su particular "triatlón" para 2015, que comenzará con el estreno de la obra 'El Pelícano', de August Strindberg, a la que seguirán sendos montajes de Nöel Coward y María Manuela Reina.

Así lo ha anunciado este miércoles el director de la compañía, Juan Casado, durante la presentación de 'El Pelícano', montaje que se estrenará este sábado a las 20.30 horas en el teatro Zorrilla y al que se sumarán, también este año 2015, las nuevas propuestas 'Un espíritu burlón', de Nöel Coward, y 'El pasajero de la noche', de María Manuela Reina, que se estrenarán en mayo y noviembre.

Convencida de que la supervivencia pasa por ampliar la oferta de espectáculos para, de este modo, facilitar su presencia en giras y garantizar su mantenimiento en un contexto de "tragedia terrible" ante la subida del IVA, Arcón de Olid afronta el estreno de 'El Pelícano' a los ocho meses de su último montaje y con ganas de cambiar el registro, de pasar de montajes numerosos en personajes a los que ahondan en el "enfrentamiento dialéctico".

Y el título que respondía a ese deseo era el de Strindberg, dramaturgo sueco y promotor del "teatro de cámara", el de la intimidad y la cercanía con el espectador, según Casado, quien sin descartar cierto carácter "autobiográfico" de este texto con su autor, ha explicado que todo el montaje gira en torno al "vórtice devorador" de Elisa, la protagonista, una "Bernarda Alba" sueca: madre desnaturalizada, ambiciosa, avara, manipuladora y absorbente.

Raquel Moreno retoma su faceta interpretativa en la compañía con este personaje, protagonista de una trama situada en los inicios del siglo pasado, en la casa de una familia burguesa venida a menos en la que imperan el frío y el hambre impuestos por la madre, quien espera la llegada de su hija Greta (Virginia Cardeñosa) tras la muerte del padre de familia.

La joven está casada con Axel (Pedro Saldaña), un teniente del ejército del que están enamoradas tanto la hija como la madre y que buscará su propio beneficio, igual que Elisa, al calor de una posible herencia; es Frederick (Pedro del Valle), el hermano de Greta, estudiante de derecho alcohólico y obsesionado con Chopin, quien descubre la verdadera personalidad de su madre a través de una carta dejada por el padre, quien según la actriz Raquel Moreno es, "impalpable": el sexto personaje.

A todos ellos se suma la criada, Margaret, encarnada por Esperanza Sánchez, la única capaz de enfrentar a la madre con su propio yo, y quien, tras haber criado a los dos hermanos, se despide de la casa agotada de aguantar el incesante maltrato mental al que le somete Elisa.

"Es la madre que nunca nadie quisiera tener", ha confesado Moreno, quien tras cerca de ocho años alejada de la interpretación ha vuelto a retomar esta actividad con "mucho esfuerzo" --"esto no es como ir en bici, que no se olvida"-- pero con la satisfacción que reporta afrontar un papel "bombón" que cambia constantemente de registro.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies