Armero, investigado en 'La Perla', sostiene que firmó facturas porque éstas ya venían avaladas por Delgado

Publicado 19/02/2018 14:50:59CET

VALLADOLID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ex director financiero de ADE Parques hasta mayo de 2012, Francisco Armero, investigado en el denominado 'caso de La Perla Negra' que se sigue en el Juzgado de Instrucción número 2 de Valladolid, ha alegado que firmó distintas facturas relativas al Edificio de Soluciones Empresariales en Arroyo y al fallido polígono industrial de Portillo porque las mismas venían avaladas por Rafael Delgado.

Si bien en junio de 2016 Francisco Armero se acogió a su derecho de no declarar ante el juez instructor, este lunes ha comparecido a petición propia para aclarar que desde su puesto como director financiero de ADE Parques estampó su firma en distintas facturas de ambas operaciones, objeto de investigación judicial, porque actuó en todo momento siguiendo órdenes del entonces consejero delegado de Gesturcal, Rafael Delgado, y porque los documentos contaban ya con la rúbrica de éste.

A lo largo de su declaración, Armero ha indicado que había facturas gestionadas por Gesturcal y otras por la Secretaría General de la Consejería de Economía, sin que pudiera aclarar el motivo, aunque sí ha explicado que su cometido era el de ver la disponibilidad de recursos para proceder al pago de las mismas, siempre por indicación del aludido Rafael Delgado, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Armero ha insistido en la creencia de que bastaba la firma de Delgado como requisito para que él adjuntara la suya propia a las facturas, algunas de las cuales, según le comunicó el consejero delegado, contaban con el visto bueno de Gesturcal, y ello a pesar de que nunca vio actas del citado organismo que así lo atestiguaran y sin que participara en consejo de administración alguno del mismo, toda vez que se limitaba a asistir a los Consejos de Formalización de Cuentas.

Sobre el fallido polígono industrial de Portillo, Armero también ha atribuido a Delgado la voz cantante en el proceso de adquisición de terrenos. En este caso concreto, el investigado ha hecho referencia a la paralización del primer pago, por importe superior al millón de euros, decretado por la presidenta de Gesturcal, Begoña Hernández, también investigada, aunque ha añadido que finalmente terminó estampando también su firma por expresa orden de Delgado.

MERO INTERMEDIARIO POR AMISTAD

Además de dicho interrogatorio dirigido por la ex Fiscal Jefe de la Audiencia de Valladolid y ya inspectora de la Fiscalía General del Estado, Esther Pérez, después de que la semana pasada fuera autorizada por la FGE, también ha declarado en calidad de investigado el letrado Jesús Rodríguez Recio, supuesto 'testaferro' de Rafael Delgado.

El abogado ha sido interrogado sobre su papel en la compra de un piso en el Paseo de Zorrilla a favor de Delgado, si bien se ha limitado a indicar que actuó como mediador, dada la amistad personal que unía ambos desde la infancia, y sin que percibiera cantidad alguna, si bien no ha sido capaz de responder con cierta lógica a las preguntas de la fiscal.

Y es que Rodríguez Recio, en nombre de la sociedad Nehmo Holding S.A, con sede social en Ginebra (Suiza), negoció en abril de 2012--como así acreditan distintas correos--la adquisición de este inmueble en favor de la sociedad Samuño Activos, de Rafael Delgado.

El piso fue transmitido por la mercantil Nereo, vinculada a Carlos González Maestro, a su vez administrador de Parque Empresarial de Portillo y asesor de Urban Proyecta, que inicialmente lo adquirió a TecnicyL, del investigado Ángel Montes.

Ambas declaraciones se enmarcan en la investigación sobre una treintena de personas, entre empresarios y cargos y exaltos cargos de la Junta, por malversación en las operaciones de alquiler y compra del Edificio de Soluciones Empresariales de Arroyo ('La Perla'), así como de terrenos para el fallido polígono industrial de Portillo y el alquiler de la sede de la Administración regional en Bruselas.