Arranz Acinas aclara que los resultados de Eficanza no son buenos pero tampoco ruinosos

 

Arranz Acinas aclara que los resultados de Eficanza no son buenos pero tampoco ruinosos

Contador
Salvador Cruz con el letrado de las Cortes
EUROPA PRESS
Actualizado 05/05/2017 14:12:54 CET

Niega información previa sobre el proyecto del HUBU, imputa los retrasos a la Administración y garantiza la calidad

VALLADOLID, 5 May. (EUROPA PRESS) -

El responsable de la constructora burgalesa Arranz Acinas, Jesús Arranz Acinas, ha reconocido que los resultados de Eficanza, la concesionaria del Hospital de Burgos (HUBU), no son buenos si bien ha considerado inapropiado el calificativo de "ruinoso" del que hablan los grupos en la oposición a los que ha garantizado que esta sociedad, que ganó el contrato de explotación hasta el año 2036, tiene capacidad para prestar sus servicios de forma adecuada, "a pesar del delicado esquema económico actual".

En este sentido, Jesús Arranz Acinas ha confirmado que la concesionaria se plantea seguir colaborando con "total implicación" en la explotación del Hospital de Burgos con la expectativa también de que terminen bien los distintos pleitos que mantiene con la Administración sobre la interpretación del contrato y su equilibrio financiero ya que esa solución positiva mejoraría la situación actual.

Estas son algunas de las conclusiones de la comparecencia del responsable de la constructora burgalesa en la Comisión de Investigación sobre los sobrecostes del HUBU que, de manera excepcional, se ha producido finalmente por escrito ante los problemas de salud de Jesús Arranz Acinas que ha remitido un documento de 29 páginas en el que ha dado respuesta a 50 preguntas de los grupos sobre diversos temas relativos a la construcción del nuevo hospital de Burgos.

Arranz Acinas expresa su "satisfacción" por la contribución de este grupo burgalés a que la construcción y explotación del HUBU haya sido un "éxito" a pesar, insiste, de los problemas "afortunadamente superados" durante el proceso para la concesionaria que, según asevera, no va a ser causante de ningún desequilibrio, "que, por otra parte, sería perfectamente cubierto en caso de que fuera necesario", precisa a continuación.

Por otro lado, Jesús Arranz Acinas ha rechazado "otra información distinta o privilegiada" sobre los planes de la Junta de Castilla y León para la construcción de un nuevo hospital en Burgos y ha compartido la decisión final de optar por el modelo concesional ante la "insuficiencia de recursos" de la Administración en ese momento.

"Nunca tuvimos otra información que la que se hizo pública por la Administración en el procedimiento de contratación", ha insistido el constructor que ha justificado la implicación de Arranz Acinas en el proyecto no sólo por expectativas económicas sino por un "compromiso económico y laboral" con la ciudad de Burgos donde, según sus datos, se llegaron a crear hasta 1.000 empleos en determinadas fases de construcción del centro hospitalario.

"LA OFERTA MÁS VENTAJOSA"

Tras ratificar la "experiencia más que sobrada" de las las empresas participantes en un proyecto "complejo", el constructor ha rechazado que la oferta del consorcio fuese temeraria para defender que fue "la oferta económicamente más ventajosa" por lo que resultó adjudicataria "en un procedimiento reglado con todas las garantías para todos los licitadores y que no fue impugnado por ninguno de los que no resultaron adjudicatarios".

Jesús Arranz Acinas ha defendido también que la oferta que presentó el consorcio no tenía ningún problema técnico o económico y ha responsabilizado a la Administración de todos los modificados, como el primero, el del emplazamiento que, según ha ratificado no supuso incremento en la inversión y permitió optar por una solución "segura".

"Las causas de los retrasos fueron decisiones de la Administración de modificar el proyecto, primero por los problemas en la ladera y, posteriormente, para la ampliación y la mejora del hospital y de su equipamiento", ha resumido Arranz Acinas, que ha reiterado en varias ocasiones que siempre se construyó conforme al proyecto de ejecución aprobado por la Administración a lo que ha añadido que incluso se siguió construyendo en la medida de lo posible en los espacios que no iban a ser objeto de cambio para que el retraso de la obra fuera "el menor posible".

De este modo, ha rechazado la posibilidad de imponer penalidades a la concesionaria por unos retrasos de los que no era responsable, que "se alargaron demasiado" y que sí llegaron a ocasionar problemas de financiación a la concesionaria y a la UTE de las obras que, "no obstante, aguantaron esa difícil situación manteniendo el mayor compromiso con el proyecto". Según ha recordado a este respecto, la concesionaria mantiene un contencioso-administrativo en tramitación por la "insuficiencia" del reequilibrio financiero relativo a la explotación.

Como colofón, se ha mostrado convencido de que las modificaciones han dado lugar a un hospital más grande, con mayores capacidades y mejor dotado con una "ejecución ejemplar" y "la calidad exigida".

"Globalmente, la calidad funcional y de construcción del hospital es altísima", ha sentenciado el constructor que en la actualidad mantiene una participación en la empresa que tiene contratado el mantenimiento de la parte hotelera del hospital y una participación minoritaria en el contrato de explotación del aparcamiento, "adjudicaciones efectuadas previo concurso en el que decidieron las ofertas más ventajosas".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies