AUGC reúne en Valladolid a 75 agentes en un curso sobre prevención de violencia de género

Publicado 18/09/2017 17:59:37CET

VALLADOLID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), dentro de su plan anual de formación, ha celebrado este lunes en Valladolid un curso de Prevención e Intervención en Violencia de género y Doméstica, que ha contado con la presencia de 75 agentes de la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Dichas Jornadas, impartidas por el Superior de Seguridad Pública (Netpol), tienen como objetivo dar respuesta a una demanda de los profesionales especializados en la atención de las víctimas de violencia de género y doméstica, con una formación desde una óptica policial, jurídica, social y normativa que permita un servicio eficaz y eficiente, según ha informado la AUGC en un comunicado remitido a Europa Press.

La Asociación ha manifestado la necesidad de formación continua y especializada para los guardias civiles y ha lamentado que tenga que ser una asociación profesional quien realice estas funciones de formación en detrimento de la Dirección General de la Guardia Civil.

Los casos de violencia de género y doméstica se visibilizan cada vez más, por lo que la AUGC ha calificado de "insuficiente" el personal policial en la Guardia Civil con dedicación exclusiva y con formación específica dedicada a su tratamiento, seguimiento y control.

Asimismo, ha destacado la labor de la Policía Nacional, que ha asumido el tratamiento policial de la violencia de género y doméstica desde la especialización y dedicación exclusiva a esta "lacra" y desde la puesta al día con nuevas unidades exclusivas.

ACTUACIÓN POLICIAL EN LA VIOLENCIA DE GÉNERO

Una muestra de este impulso por la especialización es el plan estratégico del Cuerpo Nacional de Policía (2013-2016), que tiene como fin impulsar una actuación policial integral en el ámbito de la violencia contra la mujer y en el ámbito familiar, a fin de conseguir un aumento de la prevención, la "efectiva" protección de las víctimas y una "mayor" eficacia en la investigación de los hechos delictivos.

Así, en el ámbito de la prevención y lucha contra la violencia familiar y de género, insta al desarrollo de nuevas unidades y a mejorar la calidad del servicio a las víctimas de violencia intrafamiliar, mediante la normalización de las unidades especializadas y su dimensionado, donde se ha proyectado la creación de las Unidades de Familia y Mujer (UFAM).

La Unidad de Atención a la Familia y Mujer está compuesta por Policías especialistas en el tratamiento policial de estos tipos de violencia, que afectan directamente al bienestar y a la paz familiar e incluye una "amplia" variedad de fenómenos "complejos" de abordar, que requiere un tratamiento integral.

Por otro lado, los Equipos Mujer-Menor (EMUME), que se despliegan a nivel comarcal, están integrados dentro de las Unidades Orgánicas de la Policía Judicial de la Guardia Civil (UOPJ) y especializados en hechos delictivos en los que se encuentran implicados mujeres y menores, tanto en calidad de víctimas como de autores.

Entre las misiones de los Equipos de Mujer-Menor de la Policía Judicial de la Guardia Civil destacan las de asesorar y atender personalmente a las víctimas a través de los apoyos asistenciales ofrecidos por otras Instituciones públicas, instruir las diligencias policiales en los hechos relevantes y desarrollar la investigación criminal hasta su esclarecimiento o apoyar a las Unidades Territoriales de la Guardia Civil a solucionar los problemas que afectan de forma específica a la mujer y el menor.

SITUACIÓN EN VALLADOLID

En la ciudad de Valladolid las UFAM de la Policía Nacional cuentan con 21 efectivos, que prestan un servicio a 301.876 personas y la Guardia Civil, cuenta únicamente con 2 agentes pertenecientes al EMUME, que prestan un servicio a 201.000 personas.

En este sentido, la Asociación ha indicado que la Guardia Civil "necesitaría" 14 agentes más adscritos al EMUME para prestar un servicio similar al de la Policía Nacional con las UFAM, es decir un 700 por ciento más que la plantilla actual.

Esta situación de falta de personal "obliga" a las patrullas de las unidades territoriales de la Guardia Civil a realizar las funciones propias del EMUME, pero sin contar con la formación específica en violencia de género que poseen los integrantes de dicho equipo y a dejar de prestar el servicio de seguridad ciudadana.

Además, estas patrullas territoriales carecen de un coordinador de servicios en la calle durante los turnos de trabajo, por lo que tienen que ser los guardias civiles de base los que tomen decisiones ante hechos de violencia de género, una figura que AUGC ha solicitado en diversas ocasiones para Valladolid.

DISTRIBUCIÓN TERRITORIAL DE LA GUARDIA CIVIL

A la "alarmante" falta de personal se une la distribución territorial de unidades en la Guardia Civil, que "dificulta" el desarrollo "eficiente" de la atención a las víctimas de violencia de género.

En la provincia de Valladolid, de los 24 acuartelamientos existentes, sólo tres prestan atención directa las 24 horas, 365 días al año, y en ninguno de ellos existe personal con dedicación exclusiva y con formación específica dedicada al tratamiento, seguimiento y control de víctimas de delitos de violencia de género y doméstica.

Sin embargo, el acuartelamiento de la Comandancia de Valladolid en San Isidro, con un funcionamiento que AUGC ha calificado de "contradictorio" debido a que carece de oficina de atención al público para recogida de denuncias, cuya creación ha solicitado ya la Asociación en las reuniones llevadas a cabo con el Jefe de la Comandancia y Subdelegación de Gobierno.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies