El Ayuntamiento de Belorado (Burgos) abrirá en octubre parte del complejo minero rehabilitado de Puras de Villafranca

Actualizado 31/08/2007 16:13:47 CET

BURGOS, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

El complejo minero de la localidad de Puras de Villafranca, pedanía de Belorado (Burgos), que continúa en proceso de rehabilitación, podrá abrir dos de las bocaminas el próximo mes de octubre.

Asimismo, el Consistorio sigue a la espera de que se confirme la ayuda económica de la Junta de Castilla y León que permitirá restaurar el resto del complejo para septiembre de 2008.

De este modo, el patrimonio de Puras de Villafranca podría verse incrementado en septiembre del próximo año si el Gobierno regional confirma la ayuda económica que necesita la localidad para completar el proyecto de recuperación turística de las explotaciones de manganeso.

El proyecto lleva en marcha varios años y, gracias dos apoyos procedentes de la Administración regional, parte de los trabajos serán realidad el próximo mes de octubre con la apertura al turismo de dos de las explotaciones, la mina Victoria y la mina Pura.

La iniciativa persigue también la recuperación del antiguo lavadero, una turbina hidráulica, un horno, las oficinas en las que los trabajadores recibían el salario y un almacén.

De esta forma, se pondría punto y final a la rehabilitación completa del complejo minero de Puras de Villafranca. No obstante, para esto habrá que esperar a septiembre de 2008 siempre y cuando finalmente el Ayuntamiento de Belorado reciba la ayuda prevista.

El alcalde del municipio, Luis Jorge del Barco, señaló que "la ilusión va más rápido que la Administración", pero confía en ver el proyecto terminado.

UN 'PACK' TURISTICO

Puras de Villafranca se encuentra a siete kilómetros del municipio burgalés de Belorado y cuenta con un rico patrimonio natural que puede ofrecerse en forma de paquete turístico, intención de los trabajos acometidos en la localidad.

Además del complejo minero de manganeso, Puras ofrece al turista la posibilidad de practicar espeleología en la cueva de Fuentemolinos, que por sus características es única en la provincia y sexta en el mundo.

Se trata de una formación en conglomerado calizo que se abrió al público hace tres años y, según dijo del Barco, desde entonces no ha hecho más que incrementar el número de visitantes.

El turista que acude a Puras también puede recorrer, a pie o en cuatro por cuatro, la Dehesa de Hayas, que cuenta con una extensión de doce kilómetros.