Ayuntamiento y Diputación de Valladolid acuerdan el pago de 590.000 euros al año por el servicio de Bomberos

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Ayuntamiento y Diputación de Valladolid acuerdan el pago de 590.000 euros al año por el servicio de Bomberos

 Óscar Puente, Jesús Julio Carnero, Artemio Domínguez Y Luis Vélez
EUROPA PRESS
Publicado 18/10/2016 15:29:48CET

VALLADOLID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento y la Diputación de Valladolid han llegado este martes a un acuerdo, tras cerca de doce meses de negociaciones, para renovar el convenio por el cual los Bomberos de la capital prestan el servicio en 35 municipios del alfoz de la capital, en el cual se incrementa la aportación de la Institución provincial hasta unos 590.000 euros anuales durante los próximos cuatro años.

Después de que la Diputación vallisoletana alcanzase un acuerdo el pasado viernes con el Ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda para la construcción de un nuevo parque de Bomberos provincial, con lo que se dio a entender que renunciaba a mantener el convenio vigente con el Consistorio de la capital, los representantes de ambas instituciones retomaron las conversaciones a última hora de este lunes y han concretado el acuerdo ya este martes.

El alcalde vallisoletano, Óscar Puente, y el presidente de la Institución provincial, Jesús Julio Carnero, han convocado una rueda de prensa a las 13.30 horas de este martes para "escenificar" el pacto y dar las convenientes explicaciones.

Según el acuerdo alcanzado hoy, se rediseñará el convenio para que la Diputación abone anualmente al Ayuntamiento los 280.000 euros que consideraba como "coste marginal" para el Servicio municipal de Bomberos, además de otros 300.000 euros correspondientes a la parte proporcional de la población que reside en los municipios del alfoz en la subvención que anualmente aporta la Asociación Empresarial del Seguro (Unespa) a la Diputación provincial.

Asimismo, la Institución del Palacio de Pimentel comenzará a cobrar tasas por los servicios "de carácter más privado", como apertura de puertas, y reintegrará al Ayuntamiento las correspondientes a las localidades del alfoz, lo que se estima en un mínimo de otros 10.000 euros al año, con lo que la cifra final se situaría por encima de los 590.000 euros.

Estos conceptos, aunque en algún momento de la negociación el equipo de Gobierno municipal planteó unos incrementos progresivos hasta alcanzar el millón de euros, son fijos para los próximos cuatro años y el nuevo convenio se deberá perfilar en las próximas semanas para que entre en vigor el próximo 1 de enero.

Cabe recordar que, como ha explicado Puente, ambas partes han realizado cesiones, pues el Ayuntamiento reclamó inicialmente el pago de más de 2 millones de euros y ya había rebajado sus pretensiones hasta el millón; mientras que la Diputación había ofrecido aportar 281.000 euros.

Para el alcalde de Valladolid el de hoy es un "buen día" ya que el acuerdo, "acorde a la voluntad de las dos instituciones", pone fin a las diferencias que mantenían ambas instituciones desde que en noviembre de 2015 el concejal de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento, Luis Vélez, planteara la primera reclamación a la Diputación.

DESBLOQUEO DE LAS NEGOCIACIONES

El edil socialista y el diputado responsable del Servicio de Extinción de Incendios, Artemio Domínguez, han llevado esta negociación, con distintas reuniones durante los últimos meses, hasta que el pasado lunes se constató que las conversaciones estaban "bloqueadas" pues ninguna de las partes estaba dispuesta a ceder más.

Tras la retirada de una moción del Grupo Socialista en el Pleno de la capital y la encomienda por parte de este órgano a ambas instituciones a continuar la negociación, el pasado viernes el alcalde y el presidente de la Diputación intervenían por primera vez en las conversaciones, tal y como ha explicado el propio Carnero, quien explicó a Puente que la Institución provincial tenía que buscar "otras alternativas" a la prestación del servicio, para lo cual había llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento de Arroyo, que construiría un parque de Bomberos que a su vez sería explotado por la Diputación.

Después de que los representantes municipales mostraran su disconformidad con esta decisión, las conversaciones se reanudaron a última hora de este lunes y han concluido con un acuerdo escenificado pasado el mediodía de este martes.

A este respecto, Jesús Julio Carnero, ha atribuido el acuerdo al diputado responsable del Servicio de Extinción de Incendios, Artemio Domínguez, y el concejal del área, Luis Vélez, ya que el alcalde y él no han abordado este asunto hasta el pasado viernes dado que se sentían adecuadamente representados en la negociación. Puente también ha agradecido la labor de ambos representantes, quienes considera que han "trabajado muy duro" para zanjar el problema.

El tercer actor en este proceso es el Ayuntamiento de Arroyo de la Encomienda, a cuyo alcalde, José Manuel Barrio, el presidente de la Diputación ha trasladado en la mañana de este martes el acuerdo alcanzado con la capital y el desistimiento del pacto para explotar el futuro parque de Bomberos arroyano, al menos durante los próximos cuatro años.

De hecho, este miércoles está prevista una reunión y rueda de prensa de Carnero y Barrio en la que explicarán el "nuevo marco" de la prestación del servicio de Bomberos en la provincia. A este respecto, Carnero ha matizado que se prevé que la localidad del alfoz supere en 2018 los 20.000 habitantes, cifra que obligaría a contar con un cuerpo municipal de Bomberos.

En todo caso, el presidente de la Institución provincial ha manifestado que el "criterio que preside las relaciones" de la Diputación con otras entidades es el del "diálogo y el consenso", para "sumar y no restar", por lo que ha subrayado el "orgullo" que siente por haber logrado un acuerdo gracias al diálogo con el Ayuntamiento, institución de la que él forma parte, pues es concejal del Grupo Popular.

De hecho, Óscar Puente ha diferenciado entre la relación institucional que mantiene con Carnero como presidente de la Diputación y la de gobierno y oposición que existe con el Grupo Municipal Popular. "El presidente no me hace la oposición", ha ironizado el regidor vallisoletano.

Por su parte, Jesús Julio Carnero ha subrayado que los aspectos políticos han estado siempre fuera de este conflicto y ha destacado que finalmente han conseguido que se tenga en cuenta el criterio del "coste marginal" del servicio, algo que defendía la Diputación para establecer los pagos y que según el presidente ya rige acuerdos similares en otras provincias, como la de Ávila.

EL ENTENDIMIENTO EN CLAVE NACIONAL

A preguntas de uno de los periodistas, en clave nacional, Óscar Puente ha reconocido que le gustaría que este entendimiento entre entidades presididas por dos partidos antagónicos, plasmado en el acuerdo sobre el servicio de Bomberos, se hubiera vivido también en el seno del PSOE.

De hecho, ha incidido en que tanto el Ayuntamiento como la Diputación, aunque han realizado cesiones, han mantenido sus posturas durante toda la negociación, mientras que en su partido, "después de tres meses con el no es no", se ha dado un giro hacia la abstención.

También en clave nacional, Jesús Julio Carnero ha concluido la rueda de prensa con una reflexión sobre la necesidad de que se entiendan también el PP y el PSOE en ámbito nacional. "Ese entendimiento merece mucho la pena, porque sumando ganamos", ha aseverado el dirigente 'popular'.

Así, Carnero ha reclamado acuerdos entre ambos partidos para dar una solución a la salida definitiva de la crisis económica y el "problema de Cataluña", para lo cual ha apuntado que la Constitución Española debería estar "adaptada a los nuevos tiempos".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies