El Ayuntamiento de Valladolid aprueba el proyecto de Ordenanza de Publicidad Exterior

Ayuntamiento de Valladolid
EUROPA PRESS
Actualizado 24/02/2012 13:35:41 CET

VALLADOLID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid, en su reunión de este viernes, ha aprobado el proyecto de Ordenanza de Publicidad Exterior, un nuevo texto que se caracteriza por la simplificación administrativa y la preservación del libre establecimiento a los prestadores de servicios.

La Ordenanza recoge una definición ajustada de las directivas comunitarias y de la normativa vigente, además de que realiza la transposición de la directiva de servicios, y establece diferenciación entre suelo privado y suelo público.

Así, en el primero de ellos, la instalación de publicidad se atendrá a lo dispuesto en la licencia de obras, mientras que en el suelo público la tramitación se articula a través del correspondiente procedimiento de concesión o autorización, con un mayor control de las vallas existentes.

El régimen sancionador también es distinto en ambos supuestos, ya que en suelo público se aplica obligatoriamente la Ley de Patrimonio de las Administraciones Públicas, cuyas multas tienen unas cuantías elevadas, y en suelo privado rige la Ley de Urbanismo de Castilla y León, con cuantías menos elevadas.

Otras novedades se refieren a la posibilidad de realizar proyecciones publicitarias en determinados edificios del casco histórico, a la regulación de la colocación de banderolas en la vía pública, y a la división de la ciudad en cuatro zonas para la actividad publicitaria: casco histórico, suelo urbano y urbanizable con planeamiento de desarrollo, suelo urbanizable sin planeamiento de desarrollo y suelo rústico.

Por otro lado, al eliminarse la licencia de apertura a favor de la comunicación, se produce una simplificación administrativa que agiliza la tramitación y facilita la presentación de documentos. Además, la Ordenanza resulta menos restrictiva que la anterior, pues se ajusta a la demanda ciudadana y de los comerciantes ya que tienen en cuenta gran parte de las aportaciones realizadas por estos colectivos.

Finalmente, conviene destacar la creación de un registro informativo para conocer el número exacto de vallas publicitarias existentes en la ciudad, y el aumento de la seguridad jurídica del procedimiento, siendo más garantista, así como la simplificación administrativa lograda. No se incluye en el texto la utilización de medios publicitarios específicos -los de carácter sonoro o los instalados en taxis-, que se regirán por su propia normativa.

RENUNCIA DE CEMUSA

En el apartado de despacho extraordinario, hay que citar la aceptación de la renuncia solicitada por Cemusa Corporación Europea de Mobiliario Urbano a la concesión de dominio para el suministro, instalación, mantenimiento, conservación, reposición y explotación de marquesinas y equipos accesorios para las paradas de autobús y otro mobiliario urbano, que será efectiva desde el próximo 30 de abril.

Como consecuencia de la caída del mercado publicitario, la citada compañía había comunicado al Ayuntamiento que aunque hasta la fecha estaba al corriente en el cumplimiento de las obligaciones derivadas de la concesión, durante los últimos años este cumplimiento se ha ido haciendo cada vez más gravoso para CEMUSA, como consecuencia de circunstancias económicas que dificultan notablemente el cumplimiento del contrato, de tal forma que prevé que a corto plazo, no podrá llegar a cumplir fielmente, los términos y condiciones del contrato.

Cemusa tenía adjudicado este servicio hasta el año 2014 y, tras comprobar que no existen daños en el dominio público ni compromisos pendientes de cumplimiento, el Ayuntamiento devuelve a la empresa la garantía definitiva aportada en su día, por un importe de casi 600.000 euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies