El Ayuntamiento de Valladolid descarta revertir la adjudicación de la Teleasistencia y se la otorga a Clece

Publicado 24/06/2015 14:02:25CET

VALLADOLID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Valladolid ha descartado la posibilidad de revertir la adjudicación del Servicio de Teleasistencia a la empresa Clece para los próximos tres años, al encontrarse la tramitación, iniciada por el anterior equipo de Gobierno del PP, en un punto "avanzado" del proceso.

En un comunicado recogido por Europa Press, fuentes municipales han explicado que la Junta de Gobierno celebrada este miércoles ha dado finalmente el visto bueno a la adjudicación del contrato del servicio de teleasistencia a Clece, que ejerce el servicio desde hace dos años, ante la imposibilidad de reiniciar el proceso sin perjudicar a los 2.000 usuarios, ya que el servicio debe ponerse en marcha de acuerdo con este nuevo contrato el próximo 1 de julio.

La concejal de Servicios Sociales, Rafaela Romero, ha señalado que el proceso de adjudicación "estaba tan avanzado" y el plazo de comienzo para la prestación tan cercano, que "no había opción de dar marcha atrás, puesto que no sólo habría que afrontar la indemnización a la empresa afectada, sino que se ponía en peligro la prestación".

El proceso fue iniciado el pasado mes de marzo por el equipo de Gobierno dirigido por Francisco Javier León de la Riva con un presupuesto propuesto en los pliegos es de 148.000 euros, y con el acuerdo de prorrogar el servicio, que concluía en abril, hasta finales de junio.

La edil de Servicios Sociales ha anunciado, no obstante, que, aunque el contrato con la empresa adjudicataria tiene un plazo de tres años --de julio de 2015 a julio de 2018--, "no significa que el equipo de Gobierno renuncie a la recuperación de éste y otros contratos de atención social para la gestión pública", tal y como se ha comprometido. La Concejalía se entregará "de inmediato" a esta tarea.

La concejala ha añadido que, mientras tanto, se reforzará el control de la gestión de los contratos de ésta y cualquier otra empresa a través del seguimiento técnico con criterios objetivos que "garantice la calidad de la atención y las condiciones laborales de los trabajadores así como el cumplimiento íntegro de la oferta".

Romero ha animado a los usuarios a presentar reclamaciones en el caso de observar deficiencias o incumplimientos sobre las condiciones propuestas.

Cabe recordar que este servicio estuvo prestado por Cruz Roja hasta abril de 2013, cuando en un nuevo concurso se adjudicó a Clece. Este cambio supuso la salida de una cantidad de usuarios que según señaló el PSOE cuando ejercía funciones de oposición municipal, se situaba en unas 1.100 personas a primeros de 2015.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies