Ayuntamiento de Valladolid destaca la "buena calidad" del aire en 2010, aunque aumentaron los niveles de ozono

Actualizado 26/01/2011 18:54:53 CET

VALLADOLID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha destacado este miércoles la "buena calidad" del aire en la ciudad durante 2010, ya que "por tercer año consecutivo" los niveles de contaminación se han mantenido por debajo de los límites recomendables, si bien en las estadísticas se confirma el incremento en los registros de ozono en la mayor parte de las estaciones medidoras.

En un comunicado recogido por Europa Press, el Consistorio ha señalado que se trata del tercer año consecutivo con niveles de contaminación por debajo de los límites que marca la legislación que, además. El regidor vallisoletano también ha destacado los datos "diga lo que diga Ecologistas en Acción".

Los datos se han dado a conocer después de la rueda de prensa ofrecida este miércoles por la asociación ecologista, en la que se apuntaba que los datos en Valladolid habían mejorado en materias como las partículas en suspensión (Pm10) y el dióxido de nitrógeno (NO2). Sin embargo, apuntaron que se deberían tomar medidas particulares para evitar la contaminación por ozono que ha mostrado niveles "preocupantes".

En este aspecto, fuentes municipales han señalado que los datos de medición del ozono se han mantenido por debajo de los valores límite establecidos en la legislación. Eso sí, en las estadísticas aportadas y pese a que los niveles se mantienen muy lejos del valor objetivo para la protección humana 120 microgramos/m3, en 2010 fueron superiores a los medidos en 2009.

En otras sustancias, como el dióxido de azufre (SO2), las estaciones han registrado el 90 por ciento de los datos con un valor inferior al límite de detección.

La situación del material en suspensión Pm10 no ha tampoco los parámetros definidos por la legislación vigente. Además, en el valor límite medio anual, en 2010 sólo la estación del Paseo del Arco de Ladrillo ha tenido niveles más elevados que los de 2009.

En el caso del dióxido de nitrógeno, las mismas fuentes han indicado que el 75 por ciento de los datos con un valor inferior al límite de detección. Por último en medidores como los de monóxido de carbono y benceno, los valores anuales también se encuentran muy por debajo de los establecidos en la legislación vigente.

En la estadística de 2010 también se han hecho público los datos de medición del ruido, que reflejan un descenso medio de dos decibelios con respecto a los valores del año 2009, un hecho que León de la Riva ha vinculado a la utilización en mayor medida del aglomerado elástico para asfaltar calles.

En cualquier caso, han destacado, "todos los valores de evaluación de carácter anual se encuentran por debajo de los valores objetivo establecidos por la Ley".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies