El Ayuntamiento de Valladolid podría cerrar al tráfico el centro cuando se llegue a nivel de aviso o alerta por polución

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El Ayuntamiento de Valladolid podría cerrar al tráfico el centro cuando se llegue a nivel de aviso o alerta por polución

La calle Doctrinos de Valladolid, durante el Día sin Coche
EUROPA PRESS
Publicado 05/10/2016 15:10:18CET

VALLADOLID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Plan de Acción contra la Contaminación del Ayuntamiento de Valladolid incluye la posibilidad de efectuar cortes de tráfico en el centro histórico de la ciudad cuando se determine que el nivel de polución es de "aviso" o de "alerta" si lo considera "oportuno", algo que, según la concejal de Medio Ambiente y Sostenibilidad, María Sánchez, no se habría producido nunca en los últimos años.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado de manera inicial el nuevo Plan de Acción en situaciones de alerta por contaminación del aire urbano, que quedará ahora sometido a un periodo de alegaciones de 20 días de duración. El documento establece tres posibles situaciones en función de los niveles de contaminación que midan las estaciones existentes en la ciudad: información, aviso y alerta.

Como medida más drástica, el Plan establece la posibilidad de que el Ayuntamiento determine el corte del tráfico en el centro de la ciudad en las situaciones de aviso o alerta "si lo considera oportuno", por lo que la superación de los niveles establecidos no implicaría automáticamente la puesta en marcha de la medida.

En este sentido, la edil de Valladolid Toma la Palabra ha asegurado que en los últimos años no se habría desencadenado esta situación "en ningún momento", mientras que fuentes del Grupo Municipal han puntualizado que tampoco se prevé que se vaya a aplicar el corte de tráfico en situaciones de aviso.

Según la edil, un simple análisis de la información de los últimos diez años, por ejemplo, señala que en el periodo invernal se habría entrado en situación de aviso "un par de veces o tres", mientras que en el periodo de verano y debido al ozono alguna más, pero en ningún caso se habría llegado a la situación de alerta.

La selección de las vías y las medidas de restricción del tráfico dependerán de las condiciones de seguridad de cada momento, coordinando la participación entre la Concejalía de Movilidad y Seguridad, la Policía Local y la Concejalía de Medio Ambiente y Sostenibilidad.

Los cortes de la circulación afectarían incluso a los residentes y sólo permitirían circular a ambulancias, vehículos de seguridad, vehículos eléctricos al 100% y Transporte público. La carga y descarga para el pequeño comercio quedaría reducida a una banda horaria "muy estrecha", pasada la cual todos los vehículos de aprovisionamiento y reparto de mercancías deberán salir de la zona restringida, salvo que sean eléctricos o por medios alternativos, como la bicicleta.

En el caso de que los niveles alcancen lo establecido como situación de alerta por el Real Decreto de 2011 relativo a la mejora de calidad del aire y a la Guía de la OMS, además del posible corte de tráfico en el centro de la ciudad, se establecería una reducción de los límites de velocidad de 50 a 30 kilómetros por hora en el casco histórico; a 50 km/h en vías limitadas a 70 km/h y a 100 km/h en las que tienen 120 como límite, también se reducirían determinadas vías a un solo carril, con prioridad para el transporte público como medida de persuasión para aumentar el uso del transporte colectivo.

En las zonas afectadas por el episodio de contaminación se estudiará la modificación de la ordenanza reguladora de la O.R.A de forma que establezca un sistema de tarificación zonificada con un incremento de costes, según se aproxime el centro de la ciudad.

Cuando se alcancen los valores establecidos como de aviso, se tomarán medidas informativas y de promoción del transporte público más duras que las determinadas para la situación uno y medidas de restricción del tráfico, como la limitación de velocidad a 30 km/h en las vías limitadas a 50 km/h. Se reducirá también determinadas vías a un solo carril, con prioridad al transporte público y en las zonas afectadas por el episodio de contaminación se estudiará en cada caso un incremento del coste de la Si los niveles de contaminación determinados para esta situación se mantienen durante tres días consecutivos, se activaría la situación alerta detallada anteriormente.

En la situación 1, la preventiva, cuando se alcancen los niveles establecidos simplemente se dará información dirigida a la población acerca del episodio de contaminación con consejos sobre la salud y la prevención para que no se alcancen niveles más altos y evitar la activación de la situación 2. También se promocionará el transporte público para maximizar la capacidad del transporte público e intensificar la redistribución de bicicletas con el fin de absorber con la mayor eficacia el previsible incremento de viajero.

COMITÉS Y GABINETES

La activación de las tres situaciones que se contemplan en el Plan, así como la coordinación de la aplicación de las medidas que se apliquen en cada situación corresponderá al alcalde, Óscar Puente, como órgano competente en adoptar las medidas de protección a la población. Además, se establecen diversos comités y gabinetes con concejales, técnicos y conexiones con empresas municipales y otras instituciones para coordinar esas situaciones.

La coordinación de operaciones corresponderá al Área de Medio Ambiente y Área de Seguridad y Movilidad, que coordinará los citados grupos.

María Sánchez, en declaraciones a los medios de comunicación, ha explicado que los cortes de tráfico sólo se contemplan para "casos muy graves", pero ha apuntado que los planes de acción existen para "poder preservar la salud pública", de modo que el Ayuntamiento tenga "un arma" para poder evitar niveles elevados de contaminación y cuidar la salud de los ciudadanos.

Sánchez ha recordado que otros ayuntamientos españoles y europeos han llevado a cabo medidas de este tipo, por lo que el Plan de Acción "equipara" a Valladolid con países que "velan por la salud pública y la calidad del aire".

Tras esta aprobación inicial se establece un periodo de 20 días de información pública desde la publicación en el Boletín de la Provincia, pasado el cual se procederá a la incorporación si procede de las alegaciones formuladas para pasar a la aprobación definitiva.

"Posteriormente se publicará en el boletín oficial que corresponda y se dará cuenta del mismo a las autoridades ambientales de la Junta de Castilla y León. Por último se lanzará una campaña informativa a todos los ciudadanos no solo de Valladolid, sino también del área metropolitana", ha incidido la concejal de Medio Ambiente y Sostenibilidad, quien ha recordado que "este protocolo se someterá con periodicidad anual a evaluación por parte del Consejo de Agenda Local 21" a la vez que ha agradecido a las entidades presentes en el Consejo las aportaciones recibidas.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies