El Ayuntamiento de Valladolid prepara un presupuesto de unos 262 millones para 2017, ligeramente mayor que el de 2016

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El Ayuntamiento de Valladolid prepara un presupuesto de unos 262 millones para 2017, ligeramente mayor que el de 2016

Publicado 20/10/2016 19:50:31CET

Los trabajos preparatorios barajan un incremento del gasto corriente, sobre todo el social, pero habrá un leve descenso de las inversiones Una de las principales novedades será la compra de viviendas para dedicarlas a alquiler social

VALLADOLID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El equipo de Gobierno de Ayuntamiento de Valladolid ha mantenido este jueves una reunión en la que se han planteado las líneas generales del Presupuesto municipal para 2017, que según el concejal de Hacienda y Promoción Económica, Antonio Gato, se situará en torno a los 262 millones de euros, una cantidad ligeramente superior a los 260,8 con los que estuvo dotado el del actual ejercicio.

En declaraciones a Europa Press, el edil socialista ha matizado que el escenario es aún "muy provisional", porque todavía tiene que tener reuniones por áreas con cada concejal, pero el equipo de Gobierno ya cuenta con unas nociones "globales" de las cuentas para el próximo año, e incluso de las principales inversiones que se plantearán.

Las concejalías ya han trabajado en los últimos meses, coordinadas por la Concejalía de Hacienda, para comenzar a perfilar estas cuentas, que este jueves se han puesto en común en la reunión del equipo de Gobierno.

La cifra general, según Gato, se situará cerca de los 262 millones de euros, con un incremento ligero sobre los 260,8 millones que se consignaron para 2016, de modo que podría aumentar entre 500.000 euros y un millón.

Por capítulos, las ideas principales que ha planteado el edil son que se incrementará el gasto corriente, en buena medida para dedicarlo a asuntos sociales, se reducirá levemente la inversión, que se financiarán en parte con operaciones de préstamo por un total aproximado de 12 millones de euros.

Como ha recordado Gato, no se trata de un hecho novedoso, pues a finales de 2015 el Ayuntamiento ya suscribió un crédito de 15 millones de euros para sufragar inversiones de dicho ejercicio, al tiempo que ha subrayado que el Consistorio tiene una situación financiera que permite "mucho recorrido" para el endeudamiento.

Así, ha apuntado que en la actualidad, después de haber amortizado 5,5 millones de euros de deuda este año, el peso relativo del endeudamiento con respecto al capítulo de ingresos corrientes es del 42 por ciento, cuando el límite establecido por la legislación es del 110 por ciento.

Pese a ello, como ha matizado el concejal, se reducirá el gasto financiero, debido a que tanto la deuda viva municipal como los intereses serán menores.

La novedad es su inclusión en el presupuesto, ya que supone un cambio en la financiación de las inversiones. Las operaciones que se presupuestaría serían de 8,5 millones de euros para financiar diversas inversiones y otra más que se destinaría a sustentar el proyecto de Área de Rehabilitación Urbana (ARU) del 29 de octubre, aunque en este caso el Ayuntamiento está pendiente de que el Ministerio de Fomento autorice ese cambio en la financiación.

Asimismo, tampoco se incluirá como previsión de ingresos para financiar inversión la venta de las parcelas municipales de Las Eras, pues el proceso de subasta se ha iniciado recientemente, ni de las del Zambrana pues, como ha reconocido el concejal, la tramitación se ha retrasado.

El capítulo de inversiones, según Gato, reflejará un ligero descenso con respecto a 2016, ya que se quedará en unos 37 millones de euros frente a los 38 del actual ejercicio, si bien la caída, ha precisado, se debe a un cambio en la manera de contabilizar las partidas, ya que asuntos que en 2016 se incluían como inversiones pasarán a considerarse gastos corrientes en 2017.

En todo caso, Gato ha recalcado que el nivel inversor "se mantendrá" y ha destacado que las áreas con mayores cantidades serán las de Urbanismo, Medio Ambiente, Movilidad y Participación Ciudadana.

El edil ha apuntado algunas de las principales novedades en este capítulo, como serían la compra de viviendas para dedicarlas a alquiler social; las obras del Espacio Joven de la zona norte en la calle Olmo, que comenzarán finalmente el próximo año; la adquisición de nuevos autobuses y motocicletas por parte de la Concejalía de Seguridad y Movilidad; y la compra de vehículos y maquinaria del Servicio de Limpieza.

En cuanto a gastos corrientes, Antonio Gato ha añadido que se prevé un incremento en unos cuatro millones de euros, por un lado debido al citado traslado de partidas que se consideraban inversión (dos millones de euros) y también por el incremento en 1,5 millones de euros para políticas sociales, sobre todo de ayudas para personas dependientes y aportaciones para entidades del tercer sector.

TECHO DE GASTO

Como han señalado tanto Antonio Gato como el alcalde, Óscar Puente, --antes de la reunión-- uno de los aspectos que resta por definir es el techo de gasto, aunque el "margen de maniobra" es escaso.

El primer edil había señalado que la previsión de la Intervención municipal prevé un incremento del dos por ciento del techo de gasto en los próximos tres años, de modo que los incrementos o descensos del Presupuesto serán leves.

"La estabilidad presupuestaria busca que las cuentas sean muy parecidas de un año para otro, que los incrementos o disminuciones sean mínimas", ha reflexionado Óscar Puente.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies