El Ayuntamiento de Valladolid reprocha la "actitud agresiva y llena de tópicos" del PP en las críticas a Regalado

Publicado 03/09/2018 19:40:56CET

VALLADOLID, 3 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Concejalía de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda del Ayuntamiento de Valladolid ha reprochado este lunes la "actitud agresiva y llena de tópicos" del Partido Popular en las críticas que ha planteado este lunes a las obras de peatonalización de la calle Regalado, así como la propuesta de que se rehagan las mismas.

Así lo han señalado fuentes municipales en una nota de prensa, recogida por Europa Press, en la que han respondido a las afirmaciones de los representantes del PP en la Comisión de Urbanismo y en posteriores declaraciones a los medios de comunicación.

En el comunicado han lamentado la "intervención enormemente agresiva y desmedida" del concejal del PP que ha tomado la palabra en la comisión, ya que creen que ha "despreciado el trabajo de los técnicos" y se ha sumado "a la crítica absoluta de todo, sin ningún reconocimiento por pequeño que fuera" que acostumbra, en su opinión, el Grupo Popular.

De hecho, han calificado la actitud del PP de "hooligan, sin pretender colaborar al debate racional". Además, han añadido que los planteamientos "no atienden a lo que el mismo Grupo Popular hizo cuando estaba en el Gobierno"

Urbanismo ha defendido la actuación por varios criterios, sobre todo en lo relativo a la recogida de pluviales, puesta en duda por el PP, ya que ha explicado que esta situación se ha resuelto "con una corredera central, teniendo la mayoría dos correderas laterales con sumideros".

En este sentido, la solución adoptada para la calle Regalado es "la misma que ya tienen desde hace años las calles de Santiago o Mantería, por lo que la incidencia esperable de posibles inundaciones en episodios de lluvias extraordinarios es la misma que en éstas", algo que "nunca puede descartarse pero resulta realmente excepcional", motivo por el cual se ha justificado la respuesta de Manuel Saravia que afirmó que no puede garantizar nada.

En una ciudad "tan plana" como Valladolid "siempre existe un cierto riesgo, también en muchas calles de sección tradicional", y para ello ha apuntado que resulta fundamental un buen mantenimiento de la red de saneamiento y una renovación periódica de las colectores, como ya se ha comenzado por parte de Aquavall.

Precisamente, al haberse comprobado que no era preciso renovar las redes de agua y saneamiento de la calle Regalado, ha sido "más factible adoptar una solución como la inicialmente explicada", de ejecutar "sólo la obra realmente necesaria", con un presupuesto austero y un coste "moderado", de 81.000 euros.

Sobre los materiales, cuya "calidad" ha criticado el PP, la Concejalía ha señalado que se ha empleado el "aglomerado" y no la "brea de hace décadas" como apuntan los 'populares', por lo que han criticado tanto la "falta de asesoramiento" antes de la crítica como que se define este material como menos "noble" que las baldosas.

"Lo cierto es que el aglomerado, bien usado, es de mayor nobleza que el pétreo", han aseverado las mismas fuentes, que han explicado que es "flexible, resistente y más funcional incluso sin tráfico de vehículos", por lo que ha aseverado que se usa "de forma generalizada" en espacios peatonales de ciudades como París, Londres o Zúrich.

Especialmente, han calificado de errónea la afirmación del PP de que la brea haya dado paso "a soluciones más duraderas, resistentes", pues ha recordado que los efectos generados por los vehículos que transitan puntualmente por calles peatonales, como carga y descarga o garajes en baldosas de "materiales supuestamente nobles o simplemente vistosos".

"El tráfico que incide a diario y que es más pesado de lo que admite un pavimento de tipo peatonal, mueve, hunde y rompe las distintas losas o piezas del pavimento, generando en primer lugar tropezones y todo tipo de accidentes a los peatones en zonas muy concurridas", ha continuado Manuel Saravia, que ha recordado que el Ayuntamiento se ve "obligado permanentemente a realizar reparaciones en los pavimentos de las calles peatonales en mucha mayor proporción que en el resto de las aceras".

Se han citado "múltiples ejemplos" de esta situación, entre las cuales el "más paradigmático" es el de la calle Santiago y sus aledañas, "permanentemente con cientos de baldosas rotas, con reparaciones puntuales, y lo más negativo, si cabe, colapsadas por vehículos pesados todas las mañanas hasta hacer esta zona difícilmente transitable".

Igualmente citan otros entornos como el de Teresa Gil, Correos y Martí y Monsó.

Independientemente de las continuas reparaciones, en el último decenio ha incidido en que "ha sido ya necesario tomar medidas más drásticas para solucionar definitivamente el problema en varias calles peatonales, y éstas han pasado siempre por sustituir el pavimento de su banda central por aglomerado asfáltico", como en El Val, Pasión, y Ferrari --entre Duque de la Victoria y Plaza Mayor.

Estas vías, han apuntado, "no han vuelto a presentar ningún problema", mientras que la Acera de Recoletos, pretendidamente peatonal en toda su anchura, "que se pavimentó por dos veces al completo con un adoquinado pétreo costosísimo, hace unos 16 años y por segunda vez hace unos 9, para finalmente, hace unos 5 años, tener que levantar todo completamente para sustituir el pavimento por aglomerado, tras cuantiosas e infructuosas inversiones".

La Concejalía ha explicado que no renuncia a otro tipo de pavimento allí donde resulte procedente, pero ha iniciado en estos últimos ejercicios "una línea de peatonalizaciones de bajo coste y escasa demanda de mantenimiento", lo que destacan que implica además una gran minoración de los accidentes de peatones.

Así, el pasado verano se actuó de este modo en la calle Francisco Zarandona, "con muy buen resultado", y este año ha continuado la tendencia con la calle Regalado.

Finalmente, han señalado que en la propuesta del PP no se ha valorado ni el coste de la obra ni el mantenimiento posterior. También pide la Concejalía que se valore "la sostenibilidad de la actuación, tanto por la reutilización y recuperación de materiales y elementos construidos, como por adoptar soluciones de bajo coste de mantenimiento futuro".

Contador