El Ayuntamiento de Zamora destaca su "cumplimiento" con la Ley de Memoria Histórica

El alcalde, Francisco Guarido, durante el acto.
AYUNT. DE ZAMORA.
Publicado 07/02/2018 12:36:24CET

ZAMORA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Zamora ha subrayado que "cumple" con la Ley de Memoria Histórica, como en el caso de Carlos Pinilla, a quien ha retirado el título de 'Hijo Predilecto' que se le concedió en su día, además de la Medalla de Oro de la ciudad.

El Ayuntamiento también ha aprobado la retirada de la Medalla de Oro a Francisco Franco y la Medalla de Plata a Teodoro Arredonda, la reparación y reconocimiento personal de 12 concejales y 43 funcionarios represaliados durante la Guerra Civil y la Dictadura, así como la retirada de las placas que dan nombre a las calles Carlos Pinilla y Alfonso Peña.

Por primera vez, desde la aprobación en el año 2007 de la Ley de Memoria Histórica, el Ayuntamiento "ha cumplido" con la Memoria Histórica, a través de tres expedientes que concluyeron, una vez sometidos a exposición pública y resueltas las alegaciones presentadas, con la aprobación en el Pleno del 30 de marzo de 2017.

"Uno de ellos se refería a la retirada de la Medalla de Oro al dictador y promotor del golpe de Estado, Francisco Franco; la Medalla de Oro al Gobernador Civil y Jefe del Movimiento de la época, Carlos Pinilla; la Medalla de Plata al Comandante y primer Alcalde del Movimiento, Teodoro Arredonda; la de Bronce a un concejal de la Corporación, y la retirada del nombramiento de Hijo Predilecto a Carlos Pinilla", han enumerado fuentes del Ayuntamiento.

En el caso concreto de la retirada del nombramiento de 'hijo predilecto' a Carlos Pinilla, que registró en su día la Asociación Benito Pellitero, "hay que aclarar que ya se le explicó a su representante que el título que realmente se le otorgó fue el de hijo predilecto, y aunque fuera por error, porque no nació en Zamora, es el que se le retiró, ya que no se le puede quitar algo que nunca se le otorgó, lo que se sustenta mediante un informe documentado del secretario del Ayuntamiento, quién desde el principio ha llevado el expediente de una manera ejemplar", ha especificado el Ayuntamiento.

De estas estas acciones del Ayuntamiento de Zamora se ha informado al Procurador del Común, así como se ha puesto en conocimiento de Ministerio de Cultural, del Ministerio de Justicia, de la Comisión Técnica de Expertos de la Ley de Memoria Histórica y de la Subdirección de Archivos Estatales.

Por su parte, el Ayuntamiento de Zamora ha recibido del Ministerio de Justicia los documentos acreditativos de la reparación moral y recuperación de la memoria personal y familiar de los concejales y funcionarios represaliados y que se les ha entregado a los familiares de aquellos que así lo han solicitado.

Estos son los casos, por ejemplo, del concejal y diputado en Cortes, Quirino Salvadores, fusilado en 1936; Cruz Lucas García, alcalde de Zamora, destituido de su cargo, o Nicolás Alonso López y Antonio Luis Manso, guardias municipales, y Felipe Macías Ferrero, de la plantilla de Vigilantes de Arbitrios sobre Carnes y Vinos, destituidos de sus puestos de trabajo en 1936.

En definitiva, las mismas fuentes subrayan que el equipo municipal de obierno actual, desde su entrada en 2015, se ha tomado muy en serio el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica vigente desde 2007, considerando una medida de justicia las acciones llevadas a cabo que han culminado con la aprobación de los tres expedientes mencionados anteriormente.