La Biblioteca Nacional de España homenajea al poeta zamorano León Felipe

León Felipe
BIBLIOTECA NACIONAL DE ESPAÑA
Publicado 11/07/2018 15:51:02CET

   VALLADOLID/ MADRID, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La Biblioteca Nacional de España (BNE) homenajea al "poeta del roto violín", León Felipe, en el 50 aniversario de su muerte con una muestra bibliográfica, abierta desde el hoy martes día 11 de julio hasta el 15 de septiembre, en la que se recopilan las principales obras de una de las voces más representativas de la poesía española en el exilio. La muestra está situada en la antesala del Salón de Lectura y puede visitarse de lunes a viernes de 10.00 a 19.30 horas, según informa la institución.

   En la muestra 'León Felipe: El poeta del roto violín', se exponen más de 30 obras del autor zamorano como antologías, poesía, traducciones, teatro o adaptaciones teatrales y también biografías y libros sobre su vida y su trayectoria literaria.

   La BNE ya conmemoró los 50 años de la muerte del poeta el pasado enero, con una mesa redonda en la que participaron los expertos Jorge Urrutia, Fanny Rubio y Gonzalo Santoja. Además, ha colaborado con el Museo Etnográfico de Castilla y León y Zamora para la exposición 'León Felipe: ¿Quién soy yo?' que se puede visitar hasta el 30 de septiembre. De igual manera, la institución explica que se han presentado nueve obras, entre las que está 'Israel', el manuscrito del discurso poemático que pronunció el escritor cuando le entregaron un bosque simbólico en agradecimiento por su compromiso con el pueblo judío.

   Felipe Camino Galicia, más conocido como León Felipe, comenzó su andadura como poeta tras su paso por prisión donde leyó el Quijote y escribió sus primeros poemas. Con 35 años y sin dinero se instala en Almonacid de Zorita y escribe 'Versos y oraciones del caminante' donde confluyen tres de sus grandes temas: la soledad, el camino y Dios, y queda patente la huella de Juan Ramón Jiménez, Antonio Machado o Francis Jammes.

   Tras un breve paso por Panamá, retorna a España en plena Guerra Civil y escribe 'La insignia', una obra mal recibida por la crítica por lo que decide retornar a América donde escribe 'Español del éxodo'. En la década de los 50 su interés por el cine le lleva a escribir 'La manzana' pero su gran obra de este periodo es 'El Ciervo', en la que expresa su lucha por alcanzar la verdad. Tras la muerte de su mujer en 1957 abandona la poesía, a la que regresará ya cumplidos los 80 con 'Oh, ese viejo y roto violín', expresión de su profunda angustia y de su rechazo a la crueldad de la vida.

Contador