Bláquez cree que la celebración de la Virgen de San Lorenzo es una oportunidad para mirar al futuro "con mayor confianza

Festividad de la Virgen de San Lorenzo 2014
EUROPA PRESS
Actualizado 05/07/2015 14:05:15 CET

VALLADOLID, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Conferencia Episcopal y arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, ha señalado que la celebración este lunes, 8 de septiembre, de la festividad de la Virgen de San Lorenzo, patrona de la ciudad, es una oportunidad de "encontrase en la fe y en la piedad" en torno a la Madre, que "siempre hace paz".

Asimismo, ha considerado que esta celebración es un momento para encontrarse, para afianzar la solidaridad y para que la esperanza, que puede estar "como mortecina y apagada", resurja, y para mirar al futuro con "mayor confianza".

Así lo ha declarado Blázquez minutos antes de que comenzará la procesión de la Virgen de San Lorenzo por las calles del centro de la ciudad, hasta llegar a la Catedral, dónde el presidente de la Conferencia ha oficiado la misa en su honor.

A las 11.00 horas, la imagen de la Patrona ha salido del templo de San Lorenzo entre los aplausos de las cientos de personas que han querido acompañar a la virgen en su procesión por la calles de la capital, antes de llegar a la Seo.

Una vez allí, el propio Blázquez se ha dirigido a los asistentes con una homilía en la que ha recordado que para entender la concepción y el nacimiento de María hay remitirse a un escrito apócrifo, escrito por un contemporáneo de Carlo Margo (Siglo IX).

Según el escrito, un día un ángel del Señor anunció a Joaquín: "Ana, tu mujer, va a darte a luz una hija, a quien tú pondrás el nombre de María. Esta vivirá consagrada al Señor desde su niñez, en consecuencia con el voto habéis hecho; y ya desde el vientre de su madre será llena del Espíritu Santo".

LIBERACIÓN DE PECADOS

Asimismo, el prelado ha asegurado que la Iglesia, en las oraciones de la fiesta de la Natividad de la Virgen, pide a Dios que libre al hombre "del peso de los pecados" y dé "aumento de paz", ya que el nacimiento de María, la Virgen Madre, es "esperanza para el mundo y aurora de salvación".

Por este motivo, ha firmado que la fiesta de hoy es una llamada a la regeneración de las actitudes personales y sociales. "Experimentamos, por otra parte, la necesidad de cambiar en los comportamientos individuales, familiares y políticos", ha agregado.

"La esperanza germina desde una nueva vida; en cambio, la falta de honradez y recta conducta nos disgusta, desmoraliza y apesadumbra", ha continuado el presidente antes de afirmar que promete también al Señor:" Os daré un corazón nuevo y os infundiré un espíritu nuevo, y haré que viváis según mis mandamientos, observando y guardando mis leyes", en referencia al texto de Ezequiel.

ACTITUD CREYENTE DE MARÍA

Por otra parte, Blázquez ha apuntado a la actitud creyente de la María como las vía de renovación que se traza en la fiesta de la Natividad de la Virgen. "Aprendamos de María su estilo evangelizador.

"Invoquemos a María, Nuestra Señora de San Lorenzo, como consuelo y esperanza de su pueblo", ha rogado Blázquez, para que sea ella una "estrella" que dirija al pueblo a Dios y hacia la salvación

Finalmente ha deseado que la fiesta de la patrona de Valladolid sea "fermento de convivencia pacífica y solidaria" entre todos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies