Blázquez preside mañana en la Catedral la misa votiva de San Fernando por los 800 años de su coronación

Publicado 30/06/2017 13:06:53CET

VALLADOLID, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

El cardenal arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, presidierá este sábado en la Catedral la misa votiva para conmemorar ocho siglos de la proclamación como Rey de Castilla de Fernando III el Santo, en la Plaza del Mercado, actual Plaza Mayor.

Para conmemorar esta efemérides, el Cabildo de la Catedral celebra mañana a las 12.00 horas la misa votiva de San Fernando con Te Deum de Acción de Gracias.

Fernando III el Santo tuvo una unión especial con la ciudad de Valladolid. En el año 1217, don Fernando III fue proclamado rey de Castilla y posteriormente, tras la unificación de ambos reinos, lo sería también de León.

La muerte de su tío el rey niño don Enrique I y las dificultades que por ser mujer tenía su hermana doña Berenguela (madre de Fernando) hicieron que, proclamada ella reina de Castilla, cediese la corona a su hijo para evitar las injerencias de su esposo el rey Alfonso IX de León, del que estaba separada de hecho.

Las circunstancias hicieron que la entonces pequeña villa del Esgueva --habían pasado poco más de cien años de su repoblación por el Conde Ansúrez--se convirtiera en el lugar elegido para la proclamación y coronación de ambos, en los arrabales de la villa, en la entonces Plaza del Mercado, hoy Plaza Mayor.

En la Catedral vallisoletana fue fundada en 1585 por Juan de Santisteban la Capilla de San Fernando, aunque no se materializó hasta casi noventa años después por la lentitud de las obras. En su interior, se halla un retablo salomónico de 1680, obra de Pedro de Cea, junto con una escultura de San Fernando tallada por Alonso de Rozas.

Fernando III el Santo, siempre tuvo una vinculación con la religión. De hecho entre las personas de su confianza se encontraba el entonces Arzobispo de Toledo, Rodrigo Jiménez de Rada.

Por su parte, el Papa Gregorio Nono lo llamó 'Atleta de Cristo', y el Pontífice Inocencio IV le dio el título de 'Campeón invicto de Jesucristo'.

Fue beatificado por Alejandro VII en 1655 y el Papa Clemente X lo canoniza el 4 de febrero de 1671, siendo el segundo rey español elevado a la santidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies