Las calles de Ávila llevan una década viendo revivir historias legendarias ante cientos de espectadores

Actualizado 03/06/2006 20:07:00 CET

ÁVILA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las legendarias historias tomaron este fin de semana las calles de Ávila, como ocurre desde hace una década, con la 'Ronda de las leyendas', representaciones el casco histórico de la capital abulense que atraen a cientos de abulenses y visitantes para un espectáculo que ha contado con la participación de unos cuantos actores y hasta 200 figurantes.

En esta ocasión fueron cuatro las leyendas representadas al viernes y el sábado de madrugada, y que hoy volverán a ponerse en escena en "un espectáculo que se prepara durante meses", del que "el público debe juzgar", según explicó a Juan José Severo, autor y director del evento.

Como es tradicional, la ronda se inicia en el atrio de la basílica de San Vicente, donde se representó 'El santo niño de la guardia', sobre un famoso juicio inquisitorial que tuvo lugar en Ávila en tiempos de fray Tomás de Torquemada.

Poco después, y ya en la plaza de Fuente El Sol, toca 'Aunque os pese la he de ver', una conocida historia de la Ávila medieval sobre dos jóvenes no pueden dar a conocer su amor por el enfrentamiento entre sus familias.

'El príncipe que murió de amor'", a medianoche, contó la vida del Príncipe Don Juan, el hijo varón de los Reyes Católicos, uniendo la actuación teatral con una proyección audiovisual, para terminar con 'La gesta de los sombreros' en torno a la Muralla y la participación de 140 figurantes.

La Ronda de las Leyendas, que termina con un baile, se considera "un evento de gran interés cultural y turístico" de Ávila, según su director, y se trata de una de las iniciativas que el Ayuntamiento de la capital abulense promociona cada año en las ferias turísticas.

"De hecho --añadió Severo--, otros pueblos y ciudades han seguido el modelo abulense para hacer espectáculos similares".

Los actores y los figurantes son parte del espectáculo, a los hay que añadir los técnicos de sonido y luces, y los integrantes de la Asociación de Arqueros Abulenses y la Asociación de Amigos del Caballo.