Campofrío no ha movido "un ápice" su programación de sacrificio y mantiene su proyecto de crecimiento a cinco años

 

Campofrío no ha movido "un ápice" su programación de sacrificio y mantiene su proyecto de crecimiento a cinco años

Miembros de UPA-COAG y el director de compras ganaderas de Carnes Selectas (2ºd)
EUROPA PRESS
Actualizado 05/12/2014 19:12:31 CET

VALLADOLID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

Campofrío no ha movido "un ápice" su programación de sacrificio y mantendrá su proyecto de crecimiento para los próximos cinco años, así como su campaña de fomento de instalación de plantas de porcino en Castilla y León y sobre todo en el entorno de Burgos.

Así lo ha explicado el jefe de compras ganaderas de la filial de Campofrío Carnes Selectas, Jesús Maes, quien ha lanzado un mensaje de tranquilidad al sector agropecuario y concretamente al porcino durante una rueda de prensa tras reunirse con responsables de la Alianza UPA-COAG, entre ellos sus coordinadores, Aurelio Pérez y Julio López.

Maes, tras agradecer las palabras de ánimo y solidaridad recibidas de toda la sociedad, ha aclarado que no se ha movido "ni un ápice" la programación de sacrificio y ha recordado que se ha perdido una planta pero el Grupo Campofrío cuenta con 27, siete de ellas en España, 19 en Europa y una en Estados Unidos, por lo que hay "capacidad suficiente" para absorber a todos los productores de porcino y proveedores y garantizar la capacidad de abastecimiento y compra.

En este marco, ha incidido en que Carnes Selectas se dedica a despiece y producto elaborado (fileteados, adobos o semielaborados) que se venden a la gran distribución y su cartera de clientes supone un 50 por ciento la exportación, principalmente a China, Japón y Corea del Sur, por lo que el suministro "no se ve afectado"; un 30 por ciento la producción directamente al consumidor mediante la gran distribución y a tiendas; y un 20 por ciento de producción va a los mataderos de plantas del Grupo.

En cuanto a la planta de La Bureba, ha señalado que aunque supone una pérdida "importante", pero ha aclarado que a nivel sacrificio no hay "afectación" en cuanto a sacrificio por un "acto de solidaridad" entre todas las plantas de España y Europa que han "reconducido" los pedidos.

Además, Maes ha asegurado que el proyecto de crecimiento para los próximos cinco años sigue "intacto", no se ha cambiado "ni una coma" y ha agregado que se trata de un proyecto "ambicioso" con el que trata de llegarse a los dos millones de sacrificios al año, por lo que supondría un plan de desarrollo de 500.000 cerdos en los próximos cinco ejercicios.

Para ello, ha explicado que se ha iniciado ya una campaña, que va a proseguir, para fomentar la instalación de plantas de porcino sobre todo en el entorno de la planta para llegar a esta producción.

COMPROMISO CONTRACTUAL

Por lo que se refiere a los actuales proveedores, Jesús Maes ha incidido en que el nivel de abastecimiento es "profesionalizado", como "no podía ser de otra forma", y toda relación contractual está plasmada por escrito, como exige la ley desde 2013, aunque la empresa anteriormente también se hacía de manera contractual porque los tiempos del "engaño" ya han pasado.

A este respecto, considera que la relación entre un suministrador y una empresa transformadora "es vital" y así lo entienden en el Grupo, dado que su estructura está "muy vinculada" a la materia prima tanto en calidad como en cantidad.

Maes ha añadido que hay un equipo de crisis que se encarga del realojo y reubicación de la producción y se contacta con plantas "externas", incluso ha señalado que la competencia de forma "generosísima" ha ofrecido colaboración en este sentido. En cualquier caso, ha afirmado que se intenta buscar la solución "más rápida" y cree que no van a producirse problemas de abastecimiento y, aunque "sufrirán" para mantener los niveles, llegarán prácticamente al cien por cien de los clientes.

Tras la reunión, Aurelio Pérez ha aclarado que se trata de abordar esta cuestión "desde la tranquilidad" y el "respeto y solidaridad" con los trabajadores, que sufren el problema más serio porque el de los animales se soluciona con el traslado a otro matadero, pero el de las familias es distinto.

Por lo que se refiere al ámbito ganadero, ha aclarado que aunque la pérdida es importante tampoco hay que "dramatizar" en un país en el que se sacrifican casi 42 millones de cerdos al año, transforma más de 3,5 millones de toneladas de porcino y exporta 1.400 millones de toneladas, por lo que tiene potencia como para afrontar esta situación, al igual que Campofrío a través de su red.

Por su parte, Julio López, tras reiterar su solidaridad con los trabajadores como perjudicados "en primer grado", también ha trasladado tranquilidad a los ganaderos después de una reunión para conocer cómo estaba la situación, además de las que conversaciones ya mantenidas con la Consejería de Agricultura, que también ha informado a la organización.

López, quien ha calificado de "barbaridad" hablar de que va a haber incluso repercusiones en el cereal, ha explicado que tras las conversaciones mantenidas tienen "muy claro" el compromiso de Campofrío con Burgos y Castilla y León, que está "intacto".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies