La cárnica implicada en la operación Catering niega fraude y defiende su etiquetado "riguroso, correcto y transparente"

 

La cárnica implicada en la operación Catering niega fraude y defiende su etiquetado "riguroso, correcto y transparente"

Publicado 15/05/2017 19:09:19CET

BURGOS, 15 May. (EUROPA PRESS) -

La empresa cárnica burgalesa implicada en la denominada operación Catering que la Guardia Civil ha desarrollado por la presunta venta de productos de baja calidad como vacuno, ha negado la comisión de tal fraude alimentario y ha defendido su etiquetado "riguroso, correcto y transparente".

Dicha compañía ha salido al paso de las informaciones publicadas este lunes en relación con una nota divulgada por el Instituto Armado en el que se informaba de 14 detenciones por los presuntos delitos de estafa y contra los derechos de los consumidores".

Eurofrits, la empresa en cuestión, subraya que es "completamente falso" que, a día de hoy, se haya detenido ni puesto a disposición judicial a persona alguna de su firma. "Todos los etiquetados de todos nuestros productos se ajustan de forma rigurosa a la normativa vigente, y son totalmente correctos y transparentes", ha señalado en un comunicado remitido a Europa Press en el que ha apuntado que "siempre se han declarado todos los ingredientes adicionales" que contienen sus productos, como alérgenos.

Tal como defiende, todos los productos están certificados por entidades independientes y, en el caso concreto de los productos cárnicos, la empresa certificadora es Silliker.

En cuanto a la denominda operación 'Catering', Eurofrits aclara que actualmente existe un procedimiento judicial abierto con el que colabora "de forma totalmente transparente" y en el que ha facilitado "toda la documentación requerida".

El origen de este proceso judicial, explica, se corresponde con la denuncia de un exempleado que fue despedido "de forma procedente" por una estafa "reconocida por él mismo" en sede judicial y contra el que "hay interpuestas varias querellas criminales". "No existe ninguna sentencia judicial que determine la existencia de ningún delito de fraude y estafa contra los derechos de los consumidores en el que esté involucrada la empresa Eurofrits", insiste el comunicado, si bien reconoce un "defecto en el etiquetado" de algunos de sus productos que está "totalmente subsanado desde diciembre de 2015".

Por último, ha asegurado que "en ningún caso ha existido riesgo para la salud pública" y ha negado "cualquier fraude económico" puesto que "el precio de venta siempre ha estado adecuado a lo que contenía el producto".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies