Castilla y León reduce un 18% el consumo de pan en los últimos cuatro años

Contador
Barras de pan
PAN DE MASA LENTA MUM
Publicado 13/10/2017 12:33:12CET

VALLADOLID, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los castellanos consumen un 18% menos de kilos de pan que hace cuatro años (2013), cuando pasaron de consumir 105.292,11 a los 86.091,93 actuales. Esta cifra convive con el descenso generalizado del consumo de pan en España, que desde el 2008 y hasta la actualidad ha caído 28 puntos, según datos del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama).

El estudio, además, demuestra que las panaderías artesanas han cedido el liderazgo de la venta de pan en España a favor del canal dinámico, formado por supermercados e hipermercados. De esta manera, los profesionales del pan pierden su papel dentro de la sociedad y la economía.

Los panaderos han perdido un 14% de cuota de mercado en los últimos nueve años (2008-2017), pasando de tener el 55% de cuota (2008) al 41% actual. En este contexto, los más de 700 maestros panaderos artesanos de Pan de Masa Lenta MUM, barra de pan de diario elaborada solo por maestros panaderos y masas madre, reivindican la importancia, tanto económica como social, de su profesión

En los últimos años, los hábitos de consumo en España están cambiando. Buena prueba de ello es el decrecimiento del consumo de pan en un país en el que siempre ha destacado por su tradición panadera.

Los españoles consumimos un 28% menos de pan que en 2008, cuando en los hogares españoles entraron 1.701.778 kilos, frente a los 1.228.996,03 de este año, según cifras de junio de 2017 elaboradas por Magrama. Dicho estudio, además, saca a relucir la cruda realidad de los especialistas del pan.

El canal dinámico (supermercados e hipermercados) ha ganado la batalla del pan a los profesionales, los panaderos, quien en la actualidad tan solo vende el 41% del pan consumido por los españoles, frente al 46% de cuota de mercado de las grandes superficies.

CYL, DONDE MÁS CAE EL CONSUMO

Castilla y León es de las comunidades autónomas donde ha caído más la compra de pan. De hecho, todas las comunidades autónomas, a excepción de Islas Baleares, han reducido el consumo de pan.

Andalucía, a pesar de ser la que más consume (232.609,47), es también una de las regiones de España donde ha caído la compra de pan, perdiendo un 16% de quilos respecto a 2013, según datos de Magrama. Los que más pan han dejado de consumir en los últimos cuatro años son riojanos (-33%) y navarros (-25%), seguidos de aragoneses (-20%), extremeños (-19%) y cántabros (-17%).

En cuanto a quilos totales de pan consumido, Andalucía lidera el ranking con 232.609 Kg de pan adquirido en junio de 2017, seguida de Cataluña (177.322 kg), Comunidad de Madrid (124.154 kg) y Comunidad Valenciana (119.069 kg).

PAN ARTESANO

En este contexto de declive, los panaderos artesanos españoles recuerdan la importancia de su profesión para la sociedad. Durante años, las panaderías han sido puntos de reunión y encuentro entre consumidores, a la vez que han provisto a la sociedad de alimentos básicos como el pan.

De hecho, el pan artesano con largas fermentaciones tiene un aporte glucémico inferior y facilita la digestión, según Marco Gobbetti, biotecnólogo experto en masas fermentadas.

Ante esta necesidad de mantener vivo el oficio y la profesión, nació Pan de Masa Lenta MUM. Esta barra de pan de diario tan solo la elaboran los maestros panaderos artesanos y se caracteriza por estar elaborada por masas madre y tener un proceso de fermentación de más de 16 horas (la mayoría de panes reposar entre dos y tres horas).

En la actualidad hay más de 700 maestros panaderos que elaboran el sello de Pan de Masa Lenta MUM, un signo de artesanía y que permite saber al consumidor que este pan se ha hecho de manera tradicional.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies