Centeno acusa al PSOE de "intentar lavar por todos los medios" el "desastre" electoral en la provincia de Valladolid

Actualizado 11/06/2011 21:33:00 CET

VALLADOLID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

El vicesecretario de Organización del PP de Valladolid, Alfonso Centeno, ha acusado este sábado al PSOE de "intentar lavar por todos los medios" el "desastre" electoral en la provincia, en relación a los pactos que han permitido a los socialistas alcanzar las alcaldías de municipios como Medina del Campo.

En declaraciones realizadas a Europa Press, Centeno ha tildado de "falacia" el acuerdo y ha advertido de la situación de "ingobernabilidad" que se vivirá en la localidad medinense a partir de ahora.

El responsable 'popular' se ha felicitado, no obstante, por el "éxito sin precedentes" de su partido en Valladolid, donde "el 80 por ciento de la población ha decidido que su alcalde sea del PP, desde el más pequeño hasta el de mayor tamaño", como es la propia capital, junto con los "excelentes resultados" en la Diputación y en las Cortes autonómicas.

No obstante, Centeno ha lamentado no poder gobernar en los municipios donde, a pesar de ser la fuerza más votada, no lograron la mayoría suficiente para hacerse con la Alcaldía, aunque ha prometido realizar en ellos una "oposición positiva".

En cuanto al segundo municipio de la provincia, Laguna de Duero, donde el PP ha logrado la alcaldía tras haber apoyado en la anterior legislatura al independiente Jesús Viejo --cuyo partido será ahora el socio de los 'populares' en el Ayuntamiento--, Alfonso Centeno ha subrayado que su política "ya se conocía" y que a partir de ahora seguirán trabajando para que sea "un foco de empleo".

Por otro lado, el responsable del PP ha lamentado la estrategia de Izquierda Unida (IU), que "durante la campaña se ha dedicado a criticar al PSOE y ahora se dan el gobierno de muchos municipios entre sí", lo que podría estar motivado por una "llamada de Alfredo", según ha insinuado en relación al vicepresidente primero del Ejecutivo central y Ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.