El centro de la Fundación de la Construcción en Valladolid, "clave" para los retos de un sector que demanda trabajadores

Primera piedra del centro de Formación de la Fundación de la Construcción. 11-4
EUROPA PRESS
Publicado 11/04/2018 13:06:38CET

La obra del edificio para formación y prevención, que será sede de la entidad, estará concluido antes de final de año

VALLADOLID, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Laboral de la Construcción ha celebrado este miércoles la colocación de la primera piedra del centro de formación y prevención de riesgos laborales que construirá en Valladolid, unas instalaciones que según han señalado las autoridades presentes, será "clave" para los retos de un sector en fase de recuperación y que necesita trabajadores "cualificados".

El acto, celebrado en la parcela cedida por el Ayuntamiento que acogerá este edificio, en la calle Santa María de la Cabeza, ha contado con la presencia de numerosos representantes como el presidente de la Fundación en Castilla y León, Javier Vega; el secretario general de la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT, Pedro Hojas; los consejeros de Empleo y Fomento, Carlos Fernández Carriedo y Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el alcalde de Valladolid, Óscar Puente.

Los numerosos intervinientes en el acto han coincidido en señalar que, tras los "duros" años de la crisis económica e inmobiliaria, el sector de la construcción pasa por una etapa de "recuperación evidente", pero también debe afrontar los retos derivados del cambio que se ha producido en la situación económica y laboral en España.

Así, como han explicado Pedro Hojas y Fernández Carriedo, el sector de la construcción fue culpabilizado de "muchos de los males" que ocurrieron en España durante la crisis hasta el punto que parecía que era "el único culpable", por lo que vivió "una travesía en el desierto" en la que su imagen se vio perjudicada y actualmente no resulta "atractivo" para los jóvenes.

Además, ha recordado Javier Vega, miles de trabajadores ya veteranos tuvieron que abandonar el sector por la falta de empleo, hasta el punto de que, ha precisado el consejero de Empleo, el paro llegó a sumar 28.000 personas en el sector de la construcción en "los peores años de la crisis".

Con todo ello, ahora que la situación es de mejoría y de intensificación clara de la actividad productiva, los representantes de la Fundación han incidido en subrayar la necesidad de atraer trabajadores al sector que demanda trabajadores y, sobre todo, que estén cualificados y formados, pues Hojas ha advertido de que en los grados intermedios de formación reglada apenas hay "1.500 alumnos".

Este será uno de los retos que la Fundación Laboral de la Construcción espera afrontar mediante el centro de Formación y Prevención de riesgos laborales, pues tendrá capacidad para atender a unos 1.000 alumnos cada año.

"Necesitamos el esfuerzo de las administraciones para, a través de los centros de la Fundación, impartir esa formación reglada", ha explicado Hojas, quien ha recalcado que el sector tiene que ser "atractivo para los jóvenes", para lo que también se debe reconocer su carrera profesional.

El otro reto señalado este miércoles es la "lucha contra la lacra de la accidentalidad laboral", como ha aseverado el representante de CCOO y miembro del Comité Ejecutivo de la Fundación, Daniel Barragán, que ha considerado que el nuevo centro será una "herramienta fundamental" para reducir unos riesgos que han incrementado como consecuencia lógica del aumento de la actividad en los últimos años.

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha detallado los datos que muestran esa mejoría "evidente" en la ciudad, ya que en 2017 el Ayuntamiento concedió tantas licencias, unas 500, como en la suma de los cuatro años anteriores, y, aunque no se llega a las cifras previas a la crisis, ha considerado que "quizás tampoco sea necesario".

Eso sí, Puente ha considerado que el sector "ha cambiado" y ahora se busca la "sostenibilidad, no sólo económica sino energética" y la calidad, de modo que ha ofrecido la colaboración del Ayuntamiento en las iniciativas de formación, con la posibilidad de organizar cursos de los programas propios municipales.

EDIFICIO "EFICIENTE"

El presidente de la Fundación Laboral en Castilla y León ha explicado que en esta parcela de 10.000 metros cuadrados, cedida por el Ayuntamiento de Valladolid en la zona del Plan Parcial Campo de Tiro, se construye un edificio que será sostenible y con la máxima calificación de eficiencia energética, para lo cual se recurre a un innovador sistema denominado BIM (Modelado de Información de la Construcción) para el desarrollo del proyecto, que por ahora solo se lleva a cabo en dos inmuebles en toda España.

Contará con dos zonas diferenciadas, una de uso administrativo como sede de la Fundación, y otra dedicada al Centro de Formación y de Prevención, que incluirá un taller de formación para oficios del sector, aulas, biblioteca y demás instalaciones necesarias. Además, habrá una campa exterior con espacio para un futuro centro de prácticas en prevención y un área con maquinaria real.

Se prevé que la construcción se concluya antes de finales de año, aunque todavía restarán unos meses más para completar el equipamiento del centro.

En este sentido, el alcalde de Valladolid ha agradecido a la Fundación que haya elegido esta ubicación en un barrio "joven" de la ciudad, ya que entiende que el proyecto y el centro pueden contribuir a configurar un entorno "más rico y lleno de vida".

Por otro lado, el consejero de Fomento de la Junta ha detallado los esfuerzos de la Junta de Castilla y León en materias como la inversión en obra pública, la rehabilitación de edificios y la prevención de riesgos laborales. "Pese a que los presupuestos dan una gran importancia a la inversión social, se ha mejorado el esfuerzo inversor en ámbitos de obra pública y rehabilitación de viviendas", ha recalcado.

Así, según los datos aportados, la Junta ha aportado ya un total de 282 millones de euros a proyectos de áreas de rehabilitación Urbana e Integral. Además, las líneas de ayuda a la rehabilitación de viviendas se han multiplicado por más de tres entre 2014, cuando se destinaron 2 millones, y 2017, cuando se aportaron 7,5 millones.

Por todo ello, Suárez-Quiñones ha recalcado que estas aportaciones y proyectos como el del Centro de la Fundación de la Construcción son importantes para "no perder el vagón de la industria 4.0" en este sector.