El Centro de Recuperación de Animales de Valladolid devuelve un águila de cabeza blanca al Safari Park Madrid

Actualizado 08/08/2008 16:01:16 CET

VALLADOLID, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Centro de Recuperación de Animales Silvestres (CRAS) de Valladolid entrego un ejemplar de rapaz Haliaeetus leucocephalus, conocido como Águila Calva o Águila de Cabeza Blanca, a sus propietarios del Safari Park Madrid tras más de 15 días de búsqueda.

Según informaron a Europa Press fuentes de la Fundación Patrimonio Natural, este ave fue recogida el pasado día 26 julio en la zona de Villafáfila, desde donde fue trasladada hasta el Centro de Recuperación de Animales Silvestres de Villaralbo, en la provincia de Zamora.

El águila se encontraba en perfecto estado de salud, por lo que se le traslado hasta el CRAS de Valladolid dado que este centro cuenta con unas instalaciones más amplias y "más adecuadas" para aves de gran tamaño como esta.

El animal disponía de un transmisor de posicionamiento, por lo que estuvo localizado los primeros días aunque tras unos días de "infructuosa" búsqueda, los propietarios le perdieron la pista en la Sierra madrileña debido a que la batería del dispositivo se agotó, por lo que comenzaron una búsqueda por las zonas limítrofes de la capital de España hasta que finalmente contactaron con los responsables del CRAS, que les informaron que estaba en su poder.

El águila de cabeza blanca tiene una gran capacidad de vuelo lo que, unido al gran aprovechamiento de las corrientes térmicas, le permiten recorrer una amplia distancia en poco tiempo y, en este caso, se trata de un ejemplar muy tranquilo y poco agresivo debido a que ha sido criado en cautividad y está acostumbrado tener al ser humano cerca.

Tiene alrededor de un año y una envergadura de 2,5 metros de extremo a extremo de sus alas y un peso de 4,5 kilos y su alimentación se basa en pollo, codorniz, conejos, ratas y pescado.

"Es una especie muy rara en España y los pocos ejemplares que hay se ubican en fincas de cetrería", destacaron las mismas fuentes antes de explicar que el animal fue comprado en el criadero de Herne Belgium, en Holanda, y tiene todos los permisos en regla. Su precio ronda los 7.000 euros.

Este águila es capaz de subir entre 1.000 y 2.000 metros de altitud y alcanzar una velocidad en picada de 150 kilómetros por hora. Su plumaje cambia y se aclara durante los 2 o 3 primeros años de vida y tiene un pico ganchudo, muy útil para perforar la carne y abrir heridas.

Esta especie procede de América del Norte, aunque en este caso es una subespecie procedente de Canadá, y en estado salvaje vive cerca de 20 a 30 años pero tiene capacidad de llegar aproximadamente a los 50 en el caso de individuos criados y mantenidos en cautividad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies