El centro de Valladolid recupera su normalidad tras dos horas cerrado por un piquete de delegados de comercio

 

El centro de Valladolid recupera su normalidad tras dos horas cerrado por un piquete de delegados de comercio

calle Santiago de Valladolid
EP
Actualizado 29/09/2010 16:07:55 CET

VALLADOLID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El centro de Valladolid ha recuperado la normalidad y presenta en estos momentos la imagen habitual de cualquier miércoles tras dos horas paralizado por un piquete de unos trescientos delegados de comercio de los sindicatos UGT, CC.OO. y CGT.

Así, las principales superficies del centro de la ciudad, como El Corte Inglés y Carrefour Market, y los comercios tradicionales están abiertos al público y no presentan ningún tipo de incidencia en estos momentos.

Estos comercios han abierto sus puertas al público y atienden ya con normalidad, aunque algunos tienen las verjas medio bajadas, después de permanecer unas dos horas cerrados, coincidiendo con el paso del piquete informativo que, en la mayoría de los casos, obligó a los comerciantes a apagar las luces de sus escaparates y a cerrar las puertas.

El piquete informativo del sector comercio se formó poco antes de las 10.00 horas de hoy en la Plaza Madrid, donde los sindicalistas cortaron el tráfico y obligaron a parar a algunos autobuses. Posteriormente, se dirigió a la Plaza de España desde donde partió, a modo de manifestación, para recorrer las principales calles del centro de la capital vallisoletana donde se concentran sucursales de bancos y cajas de ahorros así como los principales comercios de la ciudad.

Así, tras recorrer la calle Miguel Iscar, que quedó cortada al tráfico, los sindicalistas se dirigieron a la calle Santiago y fueron parando comercio por comercio hasta que conseguían que los dueños apagaran las luces y cerraran las puertas al público. El piquete informativo repartió octavillas alusivas a los motivos de la convocatoria de la huelga general de hoy y pegó múltiples pegatinas en los escaparates en las que se podía leer 'Cerrado por huelga'.

Los mayores esfuerzos del piquete informativo se realizaron frente a Carrefour Market, que cerró sus puertas sin mayores problemas tras dejar salir a sus clientes, y en las proximidades de El Corte Inglés de la calle Constitución, al que los sindicalistas no pudieron acceder en ningún momento puesto que la calle estuvo cortada por varias dotaciones de la Policía Nacional ante lo que los manifestantes corearon frases como "esta calle es privada" o "aquí están, estos son los piquetes del patrón".

El piquete informativo continuó la marcha por la Plaza Mayor para seguir por las calles Duque de la Victoria, Regalado y Teresa Gil en cuya confluencia se encuentra una sucursal de La Caixa que también tuvo que cerrar sus puertas al grito de "estos son los de la crisis". En esta última calle los manifestantes aprovecharon el momento del recreo de los niños del colegio público García Quintana para entregarles pegatinas y algunas de las banderas de UGT y CC.OO. ante la sorpresa y la emoción de los menores que no dudaron en sumarse a las reivindicaciones del piquete informativo para gritar "huelga, huelga".

"Estas son las nuevas generaciones, dadles pegatinas", abogaron algunos de los sindicalistas, si bien otros se mostraron partidarios de seguir con su verdadero cometido "sin meter en compromisos a los críos".

A LA ESPERA DE LA DISOLUCIÓN DEL PIQUETE

La manifestación continuó por la Plaza España, que hoy no ha acogido el habitual mercado de frutas y verduras, hasta llegar a la calle Mantería donde dio la vuelta para volver a recorrer las mismas calles en las que los sindicalistas pudieron comprobar que los comercios seguían cerrados, aunque en la mayoría de los casos los dueños y dependientes estaban dentro esperando a la disolución del piquete informativo para abrir las puertas.

Los delegados sindicales volvieron a intentar sin éxito llegar hasta El Corte Inglés de la calle Constitución, esta vez desde Duque de la Victoria, y prosiguieron su marcha de nuevo por Plaza Mayor, calle Santiago, con especial parada frente al establecimiento Soler, propiedad del presidente de la CVE, Manuel Soler, y Miguel Íscar para terminar, pasadas las 12.00 horas, en la Plaza de España donde se disolvió el piquete informativo.

Las dos horas en las que el piquete informativo recorrió las principales calles de Valladolid se vivieron con tranquilidad ya que los comerciantes no pudieron mayores reparos y, en la mayoría de los casos, accedieron a cerrar sus puertas. "Cierra diez minutos chavalote", pedía un sindicalista al propietario de una zapatería de la calle Mantería que, aunque accedió al reclamo del piquete, no dejó de custodiar en ningún momento la puerta de su establecimiento, la tónica general de la jornada.

No obstante, hubo algún pequeño comerciante que prefirió mantener las puertas de su tienda abierta con el argumento de que son autónomos y tienen "muchos gastos como para cerrar" en esta jornada. "¿Se puede o no se puede hacer huelga?", se preguntaban en tono irónico algunos de los comerciantes, que también reclamaron respeto a su decisión de trabajar este 29 de septiembre. "Te obligan a cerrar", se lamentaba la dueña de una pequeña tienda de la calle Santiago, que reclamó en varias ocasiones libertad "para hacer lo que me de la gana".

Durante esta manifestación de dos horas los integrantes del piquete informativo se mostraron satisfechos por el logro de sus objetivos, si bien alguno reconocía a los transeúntes que sólo conseguían paralizar la actividad por donde pasaban y no así en el resto de la ciudad. "Fuera de la manifestación está todo Valladolid abierto", aseguraba un paseante que acababa de comprar una barra de pan. "Ya lo sabemos, pero no nos podemos multiplicar llevamos ya toda la noche", contestaba un sindicalista.

Esta manifestación discurrió al principio por unas calles semi vacías de ciudadanos, que se animaron a salir más tarde aunque prefirieron no mezclarse con los sindicalistas a los que en algunos casos recriminaron su actuación. "¿Qué vergüenza de país, qué asco, qué democracia están haciendo!", les increpó una señora en la calle Teresa Gil, aunque en la mayoría de los casos la gente optó por el silencio.

El piquete informativo se disolvió a las 12.15 horas tras un llamamiento de los dirigentes sindicales a acudir masivamente a la manifestación convocada a las 18.00 horas de hoy y que también recorrerá las principales calles del centro de Valladolid. Los responsables de CC.OO y UGT en este acto reivindicativo alabaron el desarrollo pacífico del piquete informativo "sin caer en las provocaciones que se han hecho, sobre todo por la noche" y aprovecharon la ocasión para lamentar la actuación "desmedida" de la Policía Nacional.

"Los trabajadores de este país no nos merecemos este trato policial", reclamaron los sindicalistas que no dudaron al reivindicar el éxito de esta huelga general. "Esta huelga ya la hemos ganado", aseveraron al mismo tiempo que lamentaron la actitud de un gobierno socialista que "no ha estado a la altura".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies