Ciuden completó la instalación de calderas en la Planta de Desarrollo Tecnológico de Captura de CO2 de El Bierzo

Actualizado 15/11/2010 12:06:41 CET

PONFERRADA (LEÓN), 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Ciudad de la Energía de Ponferrada (Ciuden) acaba de terminar la instalación del denominado "hogar" --componente principal de la caldera de lecho fluido circulante-- en la Planta de Desarrollo Tecnológico de Captura de CO2 en la comarca leonesa de El Bierzo.

Se trata de la única en el mundo en su género y tecnología por oxicombustión, cuyo objeto es demostrar su validez en el proceso de captura de CO2 a la hora de quemar carbón. La planta, situada en la localidad de Cubillos del Sil, "incorpora una variedad de opciones tecnológicas que la convertirán en un referente internacional", según explica hoy la Ciuden en una nota de prensa.

La caldera de 30 Megawatios térmicos, con 20 metros de altura y 120 toneladas de peso, tiene un coste de 17 millones de euros. Esta actuación es fundamental para validar la tecnología a escala y construir plantas de tamaño comercial a partir de 2015, "lo que supondrá un avance significativo para la nueva generación de centrales térmicas sin emisiones contaminantes".

La caldera --fabricada en España por la empresa Foster Wheeler Energía-- completará su instalación con otros sistemas auxiliares "que aportarán las características técnicas de flexibilidad y versatilidad funcional en la tecnología de oxicombustión, lo que supone una singularidad tecnológica".

La caldera de lecho fluido circulante funcionando en modo oxicombustión, (es decir utilizando como comburente en lugar de aire una mezcla de oxígenos y gases que se recirculan a la caldera), permitirá realizar experimentos únicos en la quema de diferentes carbones y biomasas, facilitando así la separación del CO2 producido en la combustión.

La nueva caldera se suma a la de carbón pulverizado (que se instaló el mes pasado) pero utiliza otra tecnología diferente para investigar la captura del CO2 mediante oxicombustión. Las características técnicas de ambas calderas convierten a la Planta de Cubillos del Sil en un centro de referencia internacional para el desarrollo de las tecnologías que se están implementando y será determinante para la creación de una industria en torno a la innovación tecnológica, el uso del carbón limpio y la estabilización de la concentración de los gases de efecto invernadero en la atmósfera.

La caldera de lecho fluido está financiada por el Proyecto Compostilla, seleccionado por el Programa Europeo de Recuperación Económica de la UE junto a otros cinco de Alemania, Reino Unido, Holanda, Polonia e Italia para desarrollar las tecnologías del carbón limpio y controlar las emisiones para luchar contra el cambio climático.

Ciuden, junto con Endesa y Foster Wheeler Oy, cooperan en este proyecto, financiado con 180 millones por la Comisión Europea, cuyo objetivo es el desarrollo y validación de esta

tecnología, para construir en una segunda fase una instalación industrial de 300 Megawatios, lo que permitirá la renovación del parque de centrales térmicas a partir de 2020.

Las dos empresas y la Fundación, dependiente del Gobierno de España, han desarrollado un proceso público-privado de convergencia de intereses para abordar las actividades comprometidas con la Comisión Europea y validar a escala comercial las tecnologías de captura, transporte y almacenamiento geológico de CO2.

"Ello permitirá la renovación de las actuales centrales térmicas de combustibles fósiles a partir de 2020 en España y en la Unión Europea y reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera en el marco de la lucha contra el cambio climático", explica la Ciuden en una nota de prensa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies