Clemente asegura que Campofrío no supeditará sus planes en Burgos al resultado de las pólizas de los seguros

 

Clemente asegura que Campofrío no supeditará sus planes en Burgos al resultado de las pólizas de los seguros

De Santiago-Juárez (I) y Clemente (D)
JCYL
Actualizado 05/12/2014 21:05:11 CET

VALLADOLID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha asegurado este jueves que los responsables de Campofrío le han trasladado que no supeditarán sus planes de inversión en una nueva fábrica en la capital burgalesa al resultado de las pólizas de los seguros y a lo que determinen los informes sobre el incendio de la fábrica 'La Bureba'.

"Va a ser un peritaje muy complejo", ha recordado Clemente que ha recordado a este respecto que hace trece años Campofrío sufrió un siniestro similar en su planta de Arganda del Rey que tardó en dirimirse 13 años.

En este sentido, ha insistido en el compromiso de la multinacional surgida en Burgos de reconstruir su proyecto en la capital burgalesa --la empresa ha comprometida una nueva fábrica en 2016-- sin esperar a lo que determinen las compañías aseguradoras que ya han designado a los peritos para realizar los trabajos del diagnóstico de los daños causados en la planta de 'La Bureba' que, según sus palabras, ha quedado "recudida prácticamente a cenizas".

Clemente ha realizado estas declaraciones en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno en el que se ha acordado declarar el incendio en la planta 'La Bureba', que fue "una desgracia y una tragedia", como "situación de especial y extraordinaria trascendencia y urgente actuación" para desarrollar medidas de interés sociolaboral y de reconstrucción de la planta por su relevancia para la economía nacional.

"A una situación extraordinaria y excepcional, una solución excepcional", ha defendido el Gobierno regional, que ha dispuesto en su reunión de este jueves medidas de apoyo para que los trabajadores mantengan "al máximo posible" su nivel de ingresos mediante fórmulas que, en coordinación con la empresa, permitan incrementar las prestaciones establecidas.

A la espera de lo que acuerden empresa y sindicatos, la consejera ha comprometido el apoyo de los gobiernos central y regional para complementar las condiciones del ERE suspensivos con complementos mensuales.

También se ha acordado que, en colaboración con las entidades financieras, se establezcan procedimientos para que no disminuya la renta disponible de las familias a través de instrumentos de financiación y refinanciación dirigidas fundamentalmente a los compromisos hipotecarios. Además ha dispuesto el Consejo de Gobierno que se puedan arbitrar ayudas sociales cuando sean necesarias en el marco de la Red de Apoyo a las Familias.

PRIORIZACIÓN EN LAS AYUDAS

En cuanto a la reconstrucción de la empresa, el Gobierno autonómico ha dispuesto una fórmula que "priorice" a Campofrío en la próxima convocatoria de ayudas "a fondo perdido" para la inversión en industrias agroalimentarias.

Según ha detallado la consejera, para incentivar al máximo el mantenimiento del empleo esta fórmula permitirá que la ayuda sea proporcional al número de trabajadores que se reincorporen a sus puestos de trabajo una vez finalizado el periodo suspensivo por lo que esos empleos se considerarán como de nueva creación y estarán ligados a la línea de apoyo del nuevo PDR aún en fase de redacción.

Clemente ha asegurado a este respecto que en estos momentos hay disponibilidad de crédito para hacer frente a las ayudas y ha explicado que el año que viene se podría incorporar "lo que sea necesario" siempre adaptando herramientas que permitan esas ayudas desde el punto de vista legal.

Del mismo modo, ha aclarado que tanto las ayudas ordinarias como el resto de las líneas de financiación extraordinarias puestas a disposición de Campofrío son "compatibles entre sí" y con la posibilidad de acceder a una línea de crédito del BEI que permitirá suplir la paralización de una emisión de bonos por 500 millones prevista inicialmente para el lunes. "Estamos trabajando en todos los frentes", ha insistido.

El Gobierno autonómico, con el objetivo de simplificar al máximo los trámites, ha declarado prioritarias y de tramitación urgente todas las actuaciones necesarias para la reconstrucción y puesta en funcionamiento de las instalaciones de la fábrica, "lo que supondrá agilizar y reducir al máximo el plazo de todos los procedimientos para la obtención de los permisos y autorizaciones."

Además, con el objetivo de conseguir la máxima celeridad y coordinación en todos los procesos, la Junta ha acordado en la reunión de este jueves la creación de una Comisión Delegada del Gobierno, de carácter temporal, que tendrá como finalidad la coordinación y supervisión de todas las actuaciones que desarrolle el Ejecutivo castellano y leonés para la recuperación de la planta de Campofrío.

Clemente ha insistido en que a Junta de Castilla y León ha considerado para adoptar este acuerdo el número de trabajadores afectados --unos 1.000--, así como el hecho de que Campofrío es la industria agroalimentaria más importante de Castilla y León por volumen de facturación (1.900 millones en 2013, el 19 por ciento de la facturación total del sector agroalimentario de la región), y la segunda de España.

También ha considerado el sector ganadero vinculado a la producción de la fábrica, ya que con destino a la misma se sacrifican más de 1.300.000 animales, de los que aproximadamente un millón proceden de explotaciones ganaderas de Castilla y León. Según sus datos, si se tiene en cuenta que en Castilla y León se ceban alrededor de 5 millones de cerdos al año, en el matadero 'Carnes Selectas 2000, S.A.' se sacrifica cerca del 20 por ciento del porcino total que se ceba en esta comunidad autónoma.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies