El Colegio Santísima Trinidad de El Tiemblo (Ávila) celebra el Año Jubilar de Nuestra Señora de la Cinta

 

El Colegio Santísima Trinidad de El Tiemblo (Ávila) celebra el Año Jubilar de Nuestra Señora de la Cinta

 Ávila: La Virgen De La Cinta
COLEGIO SANTÍSIMA TRINIDAD
Publicado 08/05/2017 11:09:18CET

ÁVILA, 8 May. (EUROPA PRESS) -

La Abadía Colegio Santísima Trinidad de la localidad abulense de El Tiemblo celebra el Año Jubilar de Nuestra Señora de la Cinta con una serie de actos organizados que tendrán lugar los días 26 y 27 de mayo, como una peregrinación desde la Diócesis de Tortosa ya que es el lugar de origen de esta devoción desde el siglo XII.

El primer día los escolares del centro tendrán su eucaristía y se acercarán a venerar la imagen, aunque el plato fuerte será el sábado, 27 de mayo, cuando las Madres Benedictinas acojan una peregrinación de un centenar de personas pertenecientes a la Real Archicofradía de la Virgen de la Cinta de Tortosa.

Este encuentro tendrá su punto álgido con la celebración de la Eucaristía en la iglesia a las 17.30 horas, lo que permitirá venerar la reliquia auténtica de la Virgen de la Cinta que los tortosinos acercarán ese día.

Hay que señalar que esa tarde se podrá ganar el Jubileo con la debida preparación, tal y como ha señalado y concedido el Papa Francisco a la Diócesis de Tortosa, con motivo del cuarto centenario de la Fundación de la Real Archicofradía de la Virgen de la Cinta.

Para este colegio de El Tiemblo, este año de gracia concedido por el Santo Padre representa "una gran alegría" ya que podrá celebrar este Jubileo Mariano ante la talla que está ubicada en el coro del Monasterio. Esta imagen de Nuestra Señora de la Cinta es obra del escultor Inocencio Soriano-Montagut, realizada en 1957.

La imagen fue encargada, por los tortosinos, que habitaban en Madrid, por aquellos años, aunque la persona que más colaboró fue, José Celma, empresario tortosino afincado en Madrid.

A la comunidad de Madres Benedictinas llegó el día 9 de agosto de 2012, muy deteriorada, y procedente de la Iglesia de Nuestra Señora de Montserrat de los Padres Benedictinos que hicieron una cesión a las religiosas contemplativas de El Tiemblo para su custodia y oración.

La comunidad de Madres Benedictinas encargó la restauración, tras lo que fue colocada en el coro de la abadía el día 9 de febrero de 2013.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies