Los comercios de Valladolid bajan sus ventas más del 10% en el primer semestre y ven el futuro con pesimismo

Comercio, Tienda
EUROPA PRESS
Actualizado 10/09/2012 14:43:36 CET

VALLADOLID, 10 Sep. (EUROPA PRESS) -

Las ventas de los comerciantes de Valladolid han bajado en más de un 10 por ciento durante el primer semestre del año y ven el futuro con un "elevado pesimismo", ya que el 86 por ciento considera que su negocio empeorará, según el Informe sobre la situación del comercio minorista de Valladolid correspondiente al primer semestre de 2012 que ha elaborado la Cámara de Comercio e Industria.

Los resultados de la encuesta realizada a los comerciantes de Valladolid en relación con la situación actual y las expectativas de futuro, llevada a cabo en julio de 2012, recoge la opinión del sector comercio minorista durante el primer semestre del año 2012 respecto al mismo periodo del año anterior, datos que demuestran que el sector comercio está sufriendo las consecuencias de la contención en el consumo de las familias, ha informado a Europa Press la Cámara de Comercio.

Así, se aprecia una disminución del volumen de ventas superior al 10 por ciento, lo que genera también una disminución del volumen de compras que se sitúa por debajo del este porcentaje. En ambos casos las previsiones para el segundo semestre de 2012 es que continúe la disminución.

Aunque el margen comercial ha disminuido y se prevé que siga haciéndolo a corto plazo, lo ha hecho en menor proporción. De todos estos datos se intuye una recesión de la actividad comercial en la primera mitad del año, han apuntado las mismas fuentes.

PESIMISMO

Además, en el informe se refleja que más del 80 por ciento de los entrevistados no se plantea cerrar su establecimiento ( en el anterior semestre llegaban al 90 por ciento) y uno de cada 20 establecimientos tiene previsto invertir en su negocio cuando el anterior dato era uno de cada seis. Sin embargo, las encuestas reflejan un "elevado pesimismo" respecto a la marcha del negocio, de tal forma que el 86 por ciento de ellos piensan que sus negocios empeorarán.

La campaña de primavera-verano de 2012 ha sido similar que la del año anterior para el 57 por ciento de los entrevistados, con tendencia a empeorar, y con unas rebajas de verano de similares características a las del año 2011 para el 59 por ciento de los encuestados.

El estudio incluye el cálculo del Indicador de Clima Comercial (ICC), que resume en un único dato las opiniones que tienen los comerciantes de Valladolid sobre la situación actual y futura de sus establecimientos. Los valores positivos del ICC representan una satisfacción sobre la situación económica y valores negativos muestran un ambiente de pesimismo siendo los límites del mismo (-100 situación más pesimista, +100 situación más optimista). Para el cálculo de este indicador se han tomado las variables: volumen de compras, volumen de ventas, margen comercial y empleo.

El ICC resultante para el conjunto de la ciudad en el primer semestre de 2012, arroja un valor negativo de -51, dato que "pone en boca de los comerciantes el retroceso que ha sufrido el sector en el último año y demuestra que su percepción no ha variado prácticamente respecto al anterior trimestre", ha indicado la Cámara.

El valor que los entrevistados prevén para el segundo semestre de 2012 es -58, valor ligeramente más negativo al experimentado en el primer semestre y reflejo de la difícil situación económica actual.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies