La comida de altos cargos de la Guardia Civil en una bodega de Valladolid supuso un gasto de 513 euros en dietas

Actualizado 18/05/2018 20:20:45 CET

   La Asociación Unificada de Guardias Civiles sospecha que se les "invitó a comer" por lo que las dietas se habrían cobrado de forma "indebida"

    VALLADOLID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

    La Dirección General de la Guardia Civil insiste en que la comida de altos mandos que se celebró el pasado 23 de marzo en una bodega de Valladolid correspondía a una "reunión de trabajo" y no a "una visita lúdica" tal y como critican desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles (Augc). Una reunión que supuso un coste en dietas de 513,89 euros según se recoge en un escrito interno al que ha tenido acceso Europa Press.

   En el escrito se solicitaba el coste económico en desplazamientos en vehículos oficiales, el de las dietas abonadas y el de las horas de trabajo por el personal que asistió a dicho acto o de aquellos que, sin acudir a la visita, se encargaron de realizar funciones de conductor.

   Según el escrito, "no constan datos sobre el coste de desplazamientos, ni el coste en horas de trabajo" y solo aportan los 513,89 euros pagados en dietas.

   Desde la asociación mayoritaria de guardias civiles se cuestiona que los altos mandos celebraran una supuesta reunión de trabajo en una bodega privada, a la que se trasladaron en coches oficiales y con el uniforme reglamentario, y sospechan que "la bodega invitó a comer" a los altos mandos, por lo que estos habrían cobrado de "manera indebida las dietas".

   "No entendemos como se pueden tratar temas de relevancia para la seguridad ciudadana, máxime cuando nos encontramos en nivel 4 de alertar terrorista en una bodega, lo que nos reafirma en el pensamiento de que las reuniones por parte de funcionarios de la administración se deben realizar en dependencias oficiales y, con más motivo si se hace uso del uniforme", señalan fuentes de la Augc.

   En este sentido, desde la Asociación se preguntan si "cualquier ciudadano" puede reservar para comer en ese establecimiento, del cual "se desconoce" si posee licencia administrativa para "ejercer esa actividad" según la Ley 7/2006 de espectáculos públicos y actividades recreativas en Castilla y León.

   Por último, la Augc muestra su "interés" por comprobar en qué "nuevo establecimiento" prepararán los altos mandos su "próxima reunión de seguridad".