El Comité de Empresa de Made convoca movilizaciones a partir de este martes, con manifestación el jueves en Medina

Publicado 09/04/2018 19:06:40CET

VALLADOLID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Comité de Empresa de la fábrica Isowat Made en Medina del Campo (Valladolid) ha acordado este lunes convocar concentraciones todos los días a partir de este martes, así como una manifestación hasta la plaza mayor de la localidad este jueves, ante la complicada situación que atraviesa el centenar de empleados, con dos nóminas pendientes de cobrar.

Así lo han explicado a Europa Press fuentes del sindicato CCOO después de la reunión del Comité de Empresa celebrada en la mañana de este lunes en la que se han abordado las posibles movilizaciones con las que salir a la calle y reclamar una solución para la situación de la empresa, dedicada a la fabricación de estructuras metálicas para torres eléctricas y herrajes.

En el encuentro se ha acordado iniciar concentraciones diarias ante las puertas de la fábrica a la hora del bocadillo por la mañana a partir de este martes, así como una manifestación desde la planta a las 18.15 horas de este jueves hasta la Plaza Mayor de Medina del Campo, donde se leerá un manifiesto.

Fuentes sindicales han llamado la atención sobre la situación de "asfixia y ahogo" económicos que viven los trabajadores desde hace meses, ya que a los cuatro meses de Expediente de Regulación de Empleo temporal al que estuvo sujeto el 80 por ciento de la plantilla se suman ahora dos meses más de impagos.

Según han explicado, el grueso de los trabajadores, que se reincorporaron a sus puestos a mediados de febrero, tiene pendiente la nómina de dicho mes, además de la de marzo, "y sin visos de cobrar". A ello se suma que la plantilla sufre los impagos aproximadamente desde junio de 2016.

"Sabemos que la Junta de Castilla y León trabaja para traer carga de trabajo, pero no va a ser una solución inmediata", han explicado desde el Comité de Empresa, que espera desde hace dos meses la declaración de concurso de acreedores por parte de la compañía propietaria, el grupo gallego Invertaresa.

"El concurso sería la primera medida para buscar una solución", han explicado desde CCOO, ya que entienden que a partir de ahí podrían llegar inversores que adquieran la planta y puedan reflotarla.