Conferco rechaza la propuesta de liberalización de horarios y muestra su preocupación por sus consecuencias en CyL

Comercio Cerrado
EUROPA PRESS
Actualizado 03/07/2012 16:37:24 CET

VALLADOLID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Regional de Comercio (Conferco) ha manifestado su rechazo por la propuesta de liberalización de horarios comerciales y ha expresado su preocupación por las consecuencias que pueda tener la misma en el tejido comercial de la Comunidad.

Aunque la patronal del comercio esperará a analizar con mayor profundidad la propuesta del texto normativo que recoja las novedades anunciadas, entiende que se trata de modificaciones "sustanciales" de la normativa actual y por tanto ha mostrado su "absoluto desacuerdo" ante la misma.

La Confederación ha reiterado, como ya ha manifestado en numerosas ocasiones, que la liberalización de horarios comerciales "no está justificada" sobre ninguna demanda en este sentido "ni de los consumidores ni de la inmensa mayoría del tejido comercial" y que si se aplicara una liberalización total en Castilla y León la pérdida de puestos de trabajo directos rondaría los 15.000.

"Obviamente, ni la situación económica del país ni la específica del sector comercio aconsejan poner en riesgo tan elevado número de empleos, creando inquietud y añadiendo dificultades a un tejido comercial ya demasiado castigado por la crisis", ha afirmado la patronal.

Conferco, en sintonía con la Confederación Española de Comercio (CEC), ha demandado una normativa "estable" en el tiempo que no pueda ser modificada "caprichosamente" por los sucesivos gobiernos.

La Confederación ha recordado en este sentido que las únicas propuestas referentes al sector del comercio siempre apuntan a la libertad de horarios, "cuando son mucho más necesarias, más urgentes y mucho más oportunas" otras que incentiven el consumo y por tanto ayuden al sector, no solo al pequeño y mediano comercio, "a revertir una grave situación económica que ya dura demasiado tiempo".

A este respecto, ha recordado que el pequeño y mediano comercio de Castilla y León intenta "remontar una crisis profunda que ha dado al traste con empresas y puestos de trabajo" y considera que "la solución a este bache" no pasa precisamente por la liberalización de horarios. "Al contrario, supondría un agravamiento de la situación para miles de microempresas, autónomos y pymes que conforman el tejido comercial de la región", ha insistido.