El Consejo Social de la UVA advierte de que el proceso de selección de profesorado "está viciado"

El presidente del Consejo Social de la UVA, Gerardo Gutiérrez
EUROPA PRESS
Publicado 19/12/2016 12:54:00CET

VALLADOLID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Consejo Social de la Universidad de Valladolid (UVA), Gerardo Gutiérrez, ha advertido este lunes que el proceso de selección del profesorado en muchas instituciones universitarias "está viciado", lo que en su opinión complica las posibilidades de avanzar en la excelencia de los docentes.

Así lo ha considerado este lunes el también presidente del Grupo Gadea, quien ha explicado que, tras la constitución de este órgano la pasada semana, los miembros se han planteado como objetivo para los próximos cuatro años potenciar la transparencia y la visibilidad.

Gutiérrez ha explicado algunos de los objetivos marcados por el Consejo para el período que acaba de comenzar y que pasan por vigilar que la oferta educativa sea adecuada, al igual que la calidad de la formación docente, realizar un seguimiento de la investigación y elaborar su impacto, mejorar la eficiencia de la universidad y "todo ello" con transparencia y visibilidad.

En este sentido, ha señalado el empresario y presidente del Consejo Social, se prevé encargar el próximo año un informe con una serie de indicadores que permitan realizar un seguimiento de los resultados de la actividad de la UVA y compararla con otras universidades. Los indicadores serán, a su vez, la base para la elaboración de un informe anual sobre la universidad, que incluirá recomendaciones de funcionamiento para los órganos de gestión de la Institución.

Al ser preguntado por la situación del profesorado en la UVA, Gerardo Gutiérrez ha considerado que es "muy parecida a la de la mayoría de universidades españolas", al tiempo que ha situado como ejemplo el sistema de los centros catalanes, pues considera que "hay consenso" en que son las universidades que "mejor han evolucionado" en los últimos años.

Ello se debe, en opinión de Gutiérrez al modelo de contratación de "los mejores profesores" e investigadores procedentes de fuera de la universidad y que por ahora permite a esta institución contar con 250 investigadores, "no funcionarios", en todos los campos del conocimiento y seleccionados por comités también externos, en los que, ha apuntado, hay representantes de las universidades de Castilla y León.

Sin embargo, Gutiérrez ha explicado actualmente la Universidad de Valladolid "no tiene la posibilidad" de contratar investigadores externos con un modelo similar, pues considera que los procesos de selección están "viciados" e influenciados por los catedráticos.

"Hay tribunales, pero yo elijo el tribunal. El proceso está viciado", ha aseverado el presidente del Consejo Social, quien ha abogado también por que deberían hacerse públicos estos procesos de selección.

RUBALCABA, "INHABILITADO" PARA SER CATEDRÁTICO DE QUÍMICA

Otro ejemplo que ha puesto Gerardo Gutiérrez ha sido el del exministro y exsecretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, con quien ha recordado que comparte formación en química y con quien coincidió en su "juventud". A juicio del presidente del Consejo Social, después de 30 años en la política, Pérez Rubalcaba "no volvió a la universidad como Catedrático de Ciencias Políticas, sino de Química", algo para lo que, a su juicio, está "inhabilitado" por que ha estado "30 años sin tocar un tubo de ensayo".

En cuanto a los otros apartados citados por el presidente del Consejo Social, ha recalcado que este órgano puede tener una "visión bastante amplia" de la universidad y está en una "situación idónea para ver lo que se debe hacer en los próximos años" y que la población académica pueda conocer mejor "lo que es un empresario, o lo que es un sindicato" y sus relaciones con el tejido social.

En este sentido, ha considerado que la imagen de los empresarios en la universidad es positiva pues "no se perciben reparos" hacia su figura, e incluso la imagen ha mejorado en los últimos años.

Gutiérrez ha explicado que se trabajará también para que la UVA implante definitivamente el sistema de contabilidad de costes que lleva en proyecto cuatro años y "no termina de ver la luz", con el cual se realizaría una mejor asignación de los recursos y una mejora de la gestión.

También insistirá en la conveniencia de que el presupuesto de la UVA y de sus fundaciones sea aprobado antes del inicio del ejercicio económico.

Asimismo, se ha mostrado partidario de abrir el debate en la comunidad universitaria sobre el papel que debe tener la UVA en la formación de los profesionales, pues actualmente está impartida por instituciones privadas y podría ser una fuente relevante de ingresos para la Institución académica.

Por otro lado, ha citado la redacción de nuevos documentos de reflexiones sobre diferentes aspectos de la Universidad, en la línea que elaboró en 2015 sobre la oferta de titulaciones de la UVA. También se ha pedido impulsar un estudio, ya encargado, sobre el impacto que tiene la universidad en la sociedad y que puede estar completado en un plazo de seis meses.

Finalmente, ha señalado que el Consejo proseguirá la labor activa en los trabajos de la Conferencia de Consejos Sociales de Universidades Españolas y ahondará en el establecimiento de un modelo de coordinación con los del resto de universidades públicas de la Comunidad.