Conservacionistas alertan del continuo acoso al lobo en CyL y advierten de que el último censo data de hace diez años

Actualizado 29/02/2012 19:48:34 CET

VALLADOLID, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

Distintos colectivos conservacionistas han censurado hoy las medidas puestas en marcha por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente que priman actuaciones de control del lobo y su declaración como especie cinegética en todo el territorio de Castilla y León.

Para WWF, Ecologistas en Acción, SEO/Birdlife, Asden/EA, la Plataforma por la defensa de la Cordillera Cantábrica, Fapas, Acenva y ASCE resulta preocupante que el departamento de Silván "ceda a las continuas presiones de ciertos grupos de interés, perpetuando así la persecución a la que el lobo se está viendo sometido en los últimos años en la región", al tiempo que reivindican la importancia de la especie, la necesidad de impulsar un correcto seguimiento de sus poblaciones, la aplicación de nuevas y mejores medidas de prevención de ataques y un plan de apoyo a la ganadería extensiva.

Estas organizaciones, a través de un comunicado recogido por Europa Press, rechazan el modelo de gestión de las poblaciones de lobo basado casi exclusivamente en el control de una especie clave para el equilibrio de nuestros ecosistemas. También se oponen a la petición de la Junta de Castilla y León de que el lobo pueda ser considerado una especie cinegética al sur del Duero, ampliando su caza a todo el territorio de la región.

En su opinión, esta medida no va a solucionar los problemas existentes, puesto que al norte del río también se producen daños y conflictos con el ganado. Por ello van a solicitar al Ministerio que rechace esta propuesta y que en cambio vele por el buen desarrollo y cumplimiento del plan de conservación y gestión de la especie, un instrumento exigido por la UE y del que también es responsable el Gobierno central.

CESIONES A LAS OPA

Las ONG ambientales denuncian de nuevo que las ideas de modificación del Plan de conservación y gestión del lobo de la Consejería de Medio Ambiente de Castilla y León suponen una cesión ante la presión de las organizaciones agrarias y prevén una continuidad de las políticas ineficaces llevadas a cabo hasta hoy. Además, critican que no ha existido, hasta la fecha, ningún tipo de proceso participativo, en alusión a que desde el pasado mes de septiembre el Comité de seguimiento del Plan no se ha reunido y la mayor parte de los miembros no han recibido información alguna, excepto a través de la prensa.

Por otro lado, califican de poco fiables las cifras actuales de población de la especie en Castilla y León, tras recordar que no se ha llevado a cabo un censo del lobo desde hace más de diez años, lo que reduce al terreno de la especulación cualquier cifra manejada, tanto el incremento que postulan los ganaderos como la estabilización apuntada desde la Junta.

En los últimos años, apuntan asimismo estos colectivos, se han primado las medidas de control de la especie y de compensación por daños, frente a la inversión en medidas de prevención, como perros guardianes, cerramientos o pastores eléctricos.

En este sentido, aseguran que en 2010 tan sólo se repartieron 14 mastines en toda Castilla y León, pese a ser una de las medidas de prevención más eficaces que se conocen y tan sólo 27 beneficiarios recibieron algún tipo de ayuda para medidas de prevención.

También consideran de gran importancia el uso de muladares tradicionales y el abandono de cadáveres de reses en el campo, algo fundamental para aportar recurso alimenticios a muchas especies y aliviar así gran parte de las tensiones existentes, a la vez que para facilitar la labor de muchos ganaderos.

A esto añaden el interesante anuncio de la Junta de desarrollar posibles medidas agroambientales de apoyo al sector ganadero que ayuden a compatibilizar conservación y producción y sirvan para complementar, las rentas en zonas con presencia de lobo, y la necesaria mejora de los sistemas de pago vía seguro, que sin duda resultan más interesantes y prácticos que otras formas de compensación.