El consumo moderado de cerveza tiene efectos positivos para la salud de la mujer en distintas etapas, según un estudio

Publicado 09/04/2014 16:23:33CET

ÁVILA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El consumo moderado de cerveza, por los ingredientes naturales con los que está elaborada, puede tener efectos beneficiosos para la salud de la mujer en diferentes etapas de su vida como el embarazo, la lactancia, la menopausia o la vejez.

Esta es una de las conclusiones del libro 'Mujer, Ginecología y Cerveza', coordinado por el doctor y profesor de Ginecología de la Universidad Autónoma de Madrid, Tirso Pérez Medina, quien además es jefe de sección de Ginecología del Hospital Universitario Puerta de Hierro.

El libro, editado por la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) y que se ha presentado hoy en Ávila , es el primero de estas características que realiza una revisión sobre los efectos del consumo moderado de cerveza sobre la salud de la mujer en las diferentes etapas de su vida.

"La cerveza es una bebida natural y con bajo contenido en calorías, escaso contenido de alcohol y sin grasas ni azúcares. Por el contrario, posee una cantidad importante de hidratos de carbono, vitaminas y proteínas; por lo que su consumo moderado es beneficioso para la salud humana dentro de una dieta equilibrada", ha afirmado el doctor Tirso Pérez.

Asimismo, ha explicado que las mujeres que están intentando quedarse embarazadas así como las ya gestantes, el ácido fólico" es una vitamina esencial para el sistema nervioso y la regeneración de las células" y la cerveza, tanto tradicional como sin alcohol, "es una fuente importante de ácido fólico y, además, su biodisponibilidad es muy elevada".

Por ello, el doctor ha precisado que las mujeres en periodo de gestación que quieran consumir cerveza, "deben optar por su variedad sin alcohol".

Posteriormente, en el periodo de lactancia, "la cerveza sin alcohol aporta antioxidantes naturales que participan en la protección contra enfermedades cardiovasculares y en la reducción de los fenómenos oxidativos responsables del envejecimiento del organismo" ha añadido el doctor Pérez.

Así, según este estudio, la suplementación con cerveza sin alcohol reduce el estrés oxidativo al que está sometida la madre tras el parto, aumenta la actividad antioxidante en la leche materna y, por lo tanto, reduce el estrés oxidativo del niño tras el nacimiento.

Menopausia y envejecimiento

En el caso de la Menopausia, en esta etapa de la mujer "cobran especial relevancia los antioxidantes" y la cerveza es una fuente de polifenoles, además aporta vitaminas, fibra o fitoestrógenos naturales, beneficiosos en la prevención de patologías derivadas del descenso de estrógenos propio de la menopausia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies