Convocadas concentraciones en Palencia y Guardo para rechazar el crimen ocurrido en la localidad palentina

Actualizado 06/10/2015 20:40:25 CET

PALENCIA, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Plataforma por los Derechos de las Mujeres de Palencia y el Ayuntamiento de Guardo han convocado mañana miércoles dos concentraciones de repulsa por el presunto crimen de violencia de género ocurrido este martes en la localidad palentina en el que ha sido asesinada una mujer, mientras que su pareja ha aparecido ahorcado en un bar que regentaban los dos.

Asimismo, según ha informado el PSOE de Guardo en un comunicado recogido por Europa Press, el Ayuntamiento guardense ha convocado una Junta Extraordinaria de Portavoces que tendrá lugar justo antes de la concentración y en la que se elaborará un manifiesto conjunto de condena por este crimen.

A lo largo la tarde, el juez ha ordenado el levantamiento de los dos cadáveres localizados en la localidad palentina, el de una mujer con signos de violencia y el de un hombre ahorcado que responderían a un nuevo crimen de violencia machista, que han sido trasladados para la realización de la autopsia.

Agentes de la Guardia Civil localizaron en Guardo el cadáver de una mujer con signos de evidencia así como el de un hombre ahorcado, por lo que no se descartaba que se tratara de un caso de violencia de género, según informaron fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

Los hechos se han producido en la mañana de este martes, cuando la Guardia Civil ha recibido una llamada de varios vecinos del bar 'Peña Redonda' ubicado en el número siete de la citada localidad palentina, en la que alertaban de un fuerte olor a gas, por lo que los bomberos de la Diputación accedieron al interior y localizaron los cuerpos sin vida de dos personas, un hombre y una mujer.

Hasta el lugar de los hechos se han desplazado varios agentes de la Benemérita que han encontrado el cadáver de un hombre ahorcado de 46 años y natural de Guardo, en la planta baja del local y el de una mujer sudamericana de 33, con evidentes signos de violencia en la planta superior del mismo.

Además, los agentes comprobaron que el gas de la vivienda se encontraba abierto. Según fuentes consultadas por Europa Press, ambos fallecidos eran pareja y regentaban el establecimiento desde hace cuatro meses, cuando el dueño del local colindante traspasó el local.

Al parecer, no se había oído nada por el pueblo acerca de unos posibles malos tratos, aunque el hombre podría frecuentar amistades peligrosas del mundo de la noche.

Asimismo, la Policía Local no tenía ninguna queja por ruidos o altercados en el local, por lo que nada hacía sospechar del suceso que ha tenido lugar este martes.

Según ha informado la subdelegación del Gobierno, la Guardia Civil continúa con las investigaciones para el total esclarecimiento de los hechos, ya que la fallecida nunca había presentado denuncia por malos tratos.

De confirmarse, este sería el quinto caso de violencia de género en 24 horas después de los de Pontevedra, Murcia, Vizcaya y Zamora.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies