Cortadas siete carreteras de CyL por nieve o hielo

Carretera con nieve
@EMERGENCIESCAT
Publicado 02/02/2018 9:36:28CET

VALLADOLID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los copos de nieve caídos y acumulados en los últimos días y horas y las placas de hielo mantienen cortadas al tráfico rodado un total de siete carreteras a su paso por Castilla y León donde se necesitan cadenas para circular por otros ocho tramos de carreteras, la N-625 en Pontón y la N-630 en Pajares, en León, de la red principal, según los datos aportados por la Dirección General de Tráfico (DGT) a las 09.30 horas de este viernes, 2 de febrero.

En concreto, las placas de hielo hacen impracticable circular por la DSA-191 y DSA-180 en Candelario y en La Hoya (Salamanca) mientras que el resto de las carreteras cortadas al tráfico, ninguna de la red principal, están afectadas por acumulación de nieve. Se trata de la CL-629 en Valdenoceda y en Bocos además de los altos de La Sía (BU-571), Lunada (BU-572) y Estacas de Trueba (BU-570), en Burgos.

Además, se necesitan cadenas o neumáticos de invierno para circular por la CL-615 en Saldaña y por la CL-626 en Guardo, en Palencia, donde también está afectado por esta circunstancia los altos de Piedrasluengas (CL-627) y de Las Portillas (P-215).

En la provincia de León la nieve hace necesarias las cadenas en la N-625 en Crémenes (Pontón) y la N-630 en Arbas del Puerto (Pajares) además de la LE-333 en Señales y la LE-331 en San Isidro.