Critican la inauguración de un polideportivo en Navaluenga (Ávila) sin invitar al CSD que ha financiado la obra

Actualizado 02/11/2007 13:31:43 CET

ÁVILA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El subdelegado del Gobierno en Ávila, César Martín Montero, lamentó la "incómoda situación en la que deja al Gobierno de España" el alcalde de Navaluenga, "al imponer la fecha de inauguración" del polideportivo del IES Valle del Alberche "sin contar con el Consejo Superior de Deportes, que ha sufragado la práctica totalidad de las obras".

En un comunicado recogido por Europa Press, subrayó que la financiación de esta infraestructura deportiva ha correspondido en un 90 por ciento al CSD y el 10 por ciento al Ayuntamiento de Navaluenga, "sin que haya participado ninguna otra administración, en contra de las manifestaciones que viene realizando el regidor municipal".

Asimismo, indicó que las obras de la pista polideportiva cubierta y cerrada fueron adjudicadas con fecha 10 de marzo de 2006 por importe de 1.035.769 euros, según resolución firmada por el secretario de Estado-presidente del Consejo Superior de Deportes, Jaime Lissavetzky.

Martín Montero quiso "dejar claro" que el polideportivo se ha construido por decisión expresa del CSD, que acordó retomar en esta legislatura el denominado 'Plan de Extensión de la Educación Física en Centros Escolares', que "llevaba aparcado varios años y que, si bien en principio está dirigido a la población escolar, también permite ampliar la oferta deportiva fuera del horario lectivo".

"MÍNIMO DIÁLOGO"

Tras la decisión del alcalde Navaluenga, Armando García Cuenca (PP), de inaugurar mañana el polideportivo sin contar con la Administración, el subdelegado cree que "el sentido común dice que la inauguración oficial de dicho polideportivo no puede entenderse sin contar con el CSD, el organismo que la ha financiado y con el que no ha existido el más mínimo diálogo por parte del alcalde de Navaluenga, que ha impuesto de manera unilateral la fecha en la que abrirá sus puertas".

En este sentido, Martín Montero explicó que la Subdelegación del Gobierno recibió el pasado lunes una invitación del regidor, pero matiza que en un acto de estas características, y teniendo en cuenta quien ha financiado la práctica totalidad de las instalaciones, el alcalde estaba obligado a contar con el CSD para convenir una fecha apropiada y en la que este organismo pudiera estar representado.

El subdelegado del Gobierno cree que el alcalde de Navaluenga "no ha sabido estar a la altura de las circunstancias" y opina que su actitud "constituye una deslealtad y una descortesía institucional hacia el Gobierno de España impropia de quien representa a otra administración, en este caso la local".