CSI-F reclama cambios en la gestión de los servicios de Urgencia en Castilla y León

Acceso de Urgencias del Hospital Clínico Universitario de Valladolid
EUROPA PRESS
Publicado 28/01/2015 11:53:40CET

Pide bolsas de refuerzos médicos, el impulso de la carrera profesional, o la creación de puestos de jefes de sección y de servicio

VALLADOLID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), con motivo de la apertura de las nuevas instalaciones de Urgencias del Hospital Clínico Universitario de Valladolid, ha instado a la Gerencia Regional de Salud a abordar, "desde el diálogo y el acuerdo", la mejora de la organización, estructura y atención de dichos servicios.

Entre las demandas concretas figuran el nombramiento de jefes de secciones y de servicio, el impulso de la carrera profesional, la inclusión de la especialidad de Urgencias, la creación de una bolsa de refuerzos médicos o la ampliación del personal interdisciplinar de los equipos.

Así lo recuerda el responsable de Sanidad de CSI-F en Castilla y León, Juan Carlos Gutiérrez, que, a través de un comunicado recogido por Europa Press, insiste en la necesidad de incrementar el personal sanitario en los servicios de Urgencias de los hospitales de la Comunidad, "que cuentan con plantillas insuficientes", y en habilitar un sistema de refuerzos que eviten los colapsos, ante situaciones estacionales previsibles como la de la gripe u otras más excepcionales que pudieran darse.

CSI-F también llama la atención sobre el hecho de que un servicio de la trascendencia de Urgencias no disponga ni de jefes de sección ni de servicio, en la mayoría de los centros, lo que, a su juicio, genera agravios respecto a otros servicios, dificulta la organización, coordinación y eficiencia de los recursos e incluso puede propiciar el desánimo y la desmotivación.

En ese sentido, CSI-F reitera la importancia de que la Junta favorezca el desarrollo de la carrera profesional, basada no sólo en términos económicos, sino también de experiencia profesional, rendimiento o responsabilidades, que sin duda aportará más eficiencia al servicio de Urgencias.

Cuestiones como la inclusión de la especialidad de medicina de Urgencias o el reconocimiento de las tutorías MIR a los médicos de urgencias hospitalarias son otras de las reivindicaciones de CSI-F, ligadas a la dignificación de los facultativos.

NO ATRAE TRABAJAR EN CYL

La organización sindical exige mejores condiciones laborales y más estables para los facultativos, "que ahora no les atrae trabajar en Castilla y León, como evidencia la dificultad que tiene la Junta para cubrir plazas vacantes, o la marcha de los profesionales a centros hospitalarios de otras comunidades".

En cuanto a los contratos, CSI-F recalca la urgencia de ofrecer contratos más estables, y no de días o meses, como está ocurriendo ahora. Por ello, el sindicato independiente se alegra del cambio de contratación a jornada completa, que van a tener algunos médicos en el nuevo servicio de Urgencias del Hospital Clínico, y del refuerzo de su plantilla, con la incorporación de más personal de enfermería o celadores.

Para Juan Carlos Gutiérrez este es el camino que hay que seguir, "terminando ya con una política de recortes sin sentido, que no es la solución para los problemas financieros del Estado, y que sólo está produciendo un claro deterioro de los servicios públicos, como la sanidad, y la pérdida de miles de empleos públicos en Castilla y León, necesarios para la vertebración y la sostenibilidad de la comunidad".

El responsable del sector de Sanidad de CSI-F explica que las situaciones de saturación de los servicios de Urgencia en la Comunidad son, también, consecuencia de la falta de recursos en la asistencia de la Atención Primaria. El incremento de las listas con citas para varios días después, en no pocos casos, lleva a los pacientes a acudir a los servicios de Urgencias, que no llegarían si se les atendiera antes en los centros de salud.

900 JUBILACIONES EN CINCO AÑOS

En este sentido, CSI-F advierte que en los próximos cinco años se jubilarán en Castilla y León unos 900 médicos. Vacantes que no se cubrirán con los nuevos facultativos de la especialidad de familia procedentes de la propia Comunidad, que superen las pruebas MIR.

CSI-F insiste en que las peores condiciones laborales y contractuales que ofrece la Junta no despierta el interés de los facultativos, ni tan siquiera entre los propios castellanos y leoneses.

Esta circunstancia, a juicio del sindicato, debe hacer reflexionar a la Junta y mejorar esos contratos. En estos momentos, las bolsas de médicos que tiene la Gerencia Regional de Salud para cubrir vacantes y sustituciones se encuentran, "sorprendentemente vacías. Algo hay que cambiar, cuando los médicos no quieren venir a trabajar a Castilla y León".