CSIF pide a las administraciones que agilicen los trámites para que luego puedan aplicar el nuevo acuerdo con Montoro

 El Presidente Nacional De CSIF En Salamanca. 13-03-18.
EUROPA PRESS
Publicado 13/03/2018 12:37:55CET

SALAMANCA, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

Salamanca ha sido la primera parada del presidente nacional de CSIF, Miguel Borra, quien pretende recorrer distintos puntos del país durante los próximos días para dar a conocer el acuerdo sindical alcanzado el pasado viernes con el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, para mejorar las condiciones de los empleados públicos.

El objetivo de Borra con la gira prevista es mantener reuniones como la que ha tenido este martes con el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y con el rector de la Universidad de Salamanca (USAL), Ricardo Rivero, para que las administraciones puedan "ir adelantando" el trabajo previo y, una vez estén aprobadas las medidas pactadas con Montoro,se puedan aplicar con premura.

Según el residente del CSIF, la decisión pactada con el ministro permitirá, vía presupuestos o vía decreto, "no perder puestos de trabajo" y "recuperar" también aquellos que "la crisis se llevó por delante".

En este sentido, el máximo responsable del sindicato ha señalado que, por ejemplo, la Policía Local, podrá acceder a un 115 por ciento en la tasa de reposición, y que, independientemente de cuales sean, los calificados como "esenciales" llegarán al 100 por ciento, y los no esenciales también si las entidades públicas a los que pertenezcan cumplen con la regla de gasto. De no ser así, también llegarán al 75 por ciento, ha explicado.

Asimismo, ha puesto de relieve que los empleados podrán contar "una bolsa de horas", que les permitirá disponer de once días para conciliar vida laboral y familiar, un tiempo que luego tendrán que recuperar.

Además, ha insistido en el acuerdo retributivo del seis al ocho por ciento, la primera subida salarial positiva para ganar poder adquisitivo desde el año 2005, y ha reseñado que el Ministerio también va a "abrir la puerta" para negociar con las administraciones que no haya una quita en el salario cuando un trabajador público cae enfermo.