Cuatro jóvenes detenidos en Miranda (Burgos) por pegar a un hombre y dejarle inconsciente en plena calle

Esenario de la agresión.
POLICÍA NACIONAL DE BURGOS.
Publicado 28/03/2018 10:29:18CET

BURGOS, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido en Miranda de Ebro (Burgos) a cuatro jóvenes como presuntos responsables de la paliza sufrida por un varón de 56 años al que dejaron inconsciente en plena calle, según informaron fuentes policiales.

Los hechos se remontan a la madrugada del sábado, 10 de marzo, cuando se tuvo conocimiento en la Comisaría de Miranda de Ebro de que una persona había sido violentamente agredida en una calle céntrica de la ciudad.

Desplazada al lugar una unidad radio patrulla de la Brigada de Seguridad Ciudadana, sus integrantes auxiliaron a un varón que se hallaba tendido en el suelo, el cual presentaba lesiones en la cabeza. La víctima explicó que había sido agredida por cuatro jóvenes, de uno de los cuales facilitó la descripción de la ropa y gorra que vestía.

El agredido, un varón de 56 años, manifiesta que tras haber dejado estacionado su camión junto a un local de alimentación donde iba a descargar mercancía, fue agredido de forma sorpresiva por la espalda recibiendo un fuerte impacto en la cabeza, lo que hizo que cayera al suelo y perdiera el conocimiento.

El lesionado fue posteriormente hospitalizado en el Hospital Santiago Apostol, donde recibió un total de trece puntos de sutura para su curación.

Continuando con las gestiones de investigación, los agentes de la Comisaría lograron la identificación del presunto autor de la agresión, el cual resultó ser J.C.R.G, de 19 años, vecino de la localidad, quien fue detenido y puesto a disposición de la autoridad judicial por un presunto delito de lesiones y otro de omisión de deber de socorro.

Igualmente han sido identificados los tres acompañantes, L.I.B, de 21 años de edad; D.D.H, de 21 años, y B.P.N, de 20 años, todos ellos vecinos de Miranda de Ebro (Burgos). Los tres son investigados por un presunto delito de omisión del deber de socorro.

Por estos hechos, se tramitó atestado policial que fue remitido al Juzgado de Instrucción número 2 de Miranda de Ebro.