CyL avanza hacia un modelo de orientación educativa para "todo el alumnado"

Fernando Rey explica el nuevo decreto
JCYL
Actualizado 08/03/2018 15:27:27 CET

   VALLADOLID, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y Léon ha aprobado este jueves el decreto que regula el modelo de orientación educativa, vocacional y profesional en la Comunidad, con el cual se busca extender un servicio dirigido a aquellos alumnos con necesidades especiales al conjunto de los estudiantes que, "en algún momento van a necesitar orientación".

   Así lo ha defendido el consejero de Educación, Fernando Rey, quien ha confirmado que la nueva norma busca "implicar un poco a todo el centro educativo" en la orientación de los alumnos, e incluso a abierto la puerta a que los docentes también puedan beneficiarse de este servicio en caso de requerir de algún tipo de asistencia.

   En este sentido, ha augurado que con la evolución demográfica que sufre Castilla y León, en un futuro pueden llegar a requerirse en los centros educativos menos maestros y más profesionales de este tipo.

   Aunque actualmente todos los institutos de Educación Secundaria cuentan con un orientador, el objetivo que persigue el decreto aprobado este jueves es que haya un mínimo de un orientador por cada 500 alumnos, de modo que en aquellos centros más grandes llegue a haber "dos o más", así como que se establezcan orientadores de zona o de equipo. "No hay carencia, pero se puede mejorar", ha indicado el consejero, quien ha abogado por que todos los alumnos se beneficien de este servicio para determinar su itinerario en función de sus capacidades y preferencias, así como para cualquier problema que pueda presentarse en su vida escolar.

   El consejero ha abogado por configurar una orientación "más ligada a cada centro" y que "entronque con los equipos directivos", para lo que se elaborará un plan concreto en cada centro.

   Actualmente la Consejería de Educación cuenta con 772 orientadores, la mayoría psicólogos y pedagogos, cifra que hasta 2021 se pretende aumentar en 43 profesionales, con 24 plazas nuevas de profesores de servicio a la comunidad educativa. En el caso de Infantil y Primaria, el servicio se presta a través de orientadores externos al centro. Concretamente en Infantil, su labor se dirige fundamentalmente a la detección temprana de necesidades especiales.