CyL contabiliza más de 43.500 donaciones de sangre hasta mayo y prepara actos para celebrar el 14 el día del donante

Imagen de archivo de un autobús de donación de sangre
JCYL - Archivo
Publicado 09/06/2018 11:21:37CET

   VALLADOLID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Castilla y León contabiliza un total de 43.598 donaciones de sangre durante los cinco primeros meses de año, una cifra que invita a pensar a que se van a repetir los números de 2017 y que concluyeron con un total de 102.626 donaciones, lo que supone un índice del 42,3 por cada 1.000 habitantes.

   Por provincias, en Ávila, se han realizado 2.145 donanciones; en Burgos, 8.303; en León, 4.951; en El Bierzo, 1.716; en Palencia, 2.528; en Salamanca, 5.980; en Segovia, 2.660; en Soria, 1.849; en Valladolid, 11.478; y en Zamora, 1.988.

   En 2017, la donación de sangre se repartió de la siguiente manera en la Comunidad: Ávila, 3.818; Burgos, 20.314; León, 11.766; El Bierzo, 4.916; Palencia, 6.352; Salamanca, 13.579; Segovia, 6.650; Soria, 4.107; Valladolid, 26.371; y Zamora, 4.753.

   El Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León, las hermandades de donantes de sangre de la Comunidad y su Federación autonómica celebrarán a lo largo de la próxima semana un programa de actividades destinado a conmemorar el próximo Día Mundial del Donante de Sangre, el 14 de junio, señalan desde la Junta a través de un comunicado remitido a Europa Press.

   Asimismo, este día mundial tiene otra importante faceta en la concienciación sobre la necesidad de las donaciones y, especialmente, en la importancia de que se realicen de forma regular y no solo atendiendo a llamamientos puntuales o relacionados con situaciones excepcionales.

   Desde el Ejecutivo autonómico recuerdan la importancia sanitaria de la donación de sangre, que las transfusiones ayudan a salvar a millones de personas en el mundo cada año; que pacientes con enfermedades potencialmente mortales ven mejorar su expectativa vital y su calidad de vida gracias a la generosidad de los donantes; que merced, precisamente, a ese compromiso solidario habitual de tantas personas, es posible realizar intervenciones médicas y quirúrgicas y la atención materna-infantil y durante el embarazo; y que incluso, permite dar la respuesta necesaria ante situaciones de emergencia causadas por desastres naturales o la acción del hombre.