CyL, segunda CCAA que usó más agua de riego en 2014

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

CyL, segunda CCAA que usó más agua de riego en 2014

Campo de remolacha
ASAJA
Publicado 18/10/2016 12:50:09CET

VALLADOLID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

El volumen de agua de riego utilizado por las explotaciones agrarias ascendió a 2.107 hectómetros cúbicos en 2014 en Castilla y León lo que representa un incremento del 16,9 por ciento respecto al año anterior, por encima de la media nacional, donde aumentó un 4,1 por ciento hasta alcanzar los 15.129 hectómetros cúbicos, según la encuesta sobre el uso del agua en el sector agrario publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y recogida por Europa Press.

Se trata de la segunda comunidad autónoma que usó más agua de riego en 2014 con un 13,9 por ciento del total nacional, tras Andalucía (27,8 por ciento) y por delante de Aragón (13,6 por ciento) que el año pasado ocupaba el segundo puesto con Castilla y León en el tercero. Por su parte, La Rioja (1,6 por ciento), Navarra (3,0 por ciento) y Murcia (4,0 por ciento) son las que usaron menos agua.

Por comunidades, Valencia (29,3 por ciento), Castilla y León (16,9 por ciento) y Murcia (14,7 por ciento) son en las que más se incrementó la utilización de agua de riego durante el año 2014, mientras que las que más redujeron el uso de agua de riego fueron Navarra (-13,3 por ciento), Castilla-La Mancha (-13,1 por ciento) y Extremadura (-11,1 por ciento).

Además, Castilla y León lideró en 2014 el uso de riego por aspersión, que acaparó el 58 por ciento del total de agua consumido, mientras que el riego por gravedad representó el 37 por ciento y el riego por goteo sólo el 5 por ciento del agua consumido.

A nivel nacional y respecto a la técnica de riego, el volumen de agua aplicado a los cultivos mediante aspersión creció en un 6,5 por ciento mientras que el uso de agua de riego por goteo se incrementó un 5,5 por ciento y el riego por gravedad creció un 1,0 por ciento.

Por tipo de cultivo, los herbáceos (cereales, leguminosas, arroz, maíz y cultivos forrajeros), que representaron el 55,7 por ciento del volumen total del agua de riego, emplearon un 2,6 por ciento más de agua, mientras que las patatas y hortalizas usaron un 18,4 por ciento más.

Los cultivos que experimentaron una caída fueron el olivar y el viñedo, un 10,4 por ciento menos que el año anterior, representando el 8,8 por ciento del volumen de agua de riego utilizado en 2014.

La estadística refleja que el 75,7 por ciento del volumen de agua disponible para el riego en el año 2014 fue de origen superficial. Por su parte, un 22,4 por ciento tuvo origen subterráneo y un 1,9 por ciento procedió de otros recursos hídricos, como agua desalada (marina o salobre) o regenerada, la procedente de las estaciones de depuración de aguas residuales.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies