La defensa de la viuda de Roberto Larralde pone en duda a la única testigo que la inculpaba

Publicado 24/02/2017 15:19:24CET

LEÓN, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El abogado defensor de Miriam Caballero, la viuda de Roberto Larralde acusada comi autora intelectual al crimen que acabó con la vida del boxeador en septiembre de 2014 ha puesto en duda el testimonio de una amiga de ésta, María del Mar, que había asegurado que Miriam realizó varias llamadas desde su teléfono móvil mientras que los posicionamientos de ambas las situaban en lugares diferentes.

El letrado ha asegurado que "es materialmente imposible por la ubicación de las llamadas que Miriam fuera la que habló desde el teléfono de María del Mar", porque "segundos antes la viuda se había comunicado con Roberto Larralde desde su casa, mientras que María del Mar estaba en la suya".

Ello, unido al hecho de que "María del Mar añadiera datos a sus declaraciones una vez que se puso en libertad condicional a Miriam" ha llevado al letrado a afirmar que "María del Mar mienta antes, después y sobre el viaje" que Miriam y Julio realizaron a Madrid con ella y una cuarta persona, Yolanda.

La defensa de Caballero ha puesto en duda el testimonio de la madre de Roberto Larralde, que aseguró que Miriam no había participado en las búsquedas del fallecido, y ha explicado que "tanto el día 15 participó por la mañana y por la tarde como el día 16".

El abogado, que ha asegurado no entender "por qué Miriam Caballero está acusada" de planear un plan para acabar con la vida de su marido, se ha mostrado convencido de la inocencia de su defendida que "siempre ha contestado a todo y solamente ha incurrido en una contradicción para ocultar su relación sentimental con Julio López, al que se le acusa de los mismos hechos"

Por su parte, también se ha dirigido al jurado popular de la Audiencia Provincial de León en este viernes la defensa de Carlos Heli, acusado del asesinato de Roberto Larralde por su supuesta cooperación a la hora de deslocalizar el teléfono móvil del presunto autor material del crimen, José Ramón Vega.

El letrado ha asegurado que Carlos "no ha participado en el crimen de forma consciente o voluntaria", ya que "nunca fue conocedor de ningún tipo de plan ni tenía conocimiento de la finalidad de las llamas que realizó", sino que obedeció a órdenes de su jefe, Julio López, con quien mantenía una relación de "subordinación y dependencia económica y laboral".

Además, la defensa de Heli ha recordado al jurado popular la escena que presenció su defendido en uno de los traslados del centro penitenciario a los juzgados, donde asegura que escuchó cómo Julio López le ofrecía a José Ramón Vega 200.000 o 300.000 euros para comerse el marrón, mientras que él le pidió que no declarara.

Finamente, las defensas de Adrián Martínez y Antonio Gabarri, quienes han reconocido vender una pistola a José Ramón Vega, se han mostrado satisfechos con que les haya retirado la acusación de asesinato, de manera que solo se les condenará por un delito de tenencia ilícita de armas, con la atenuante de colaboración en el esclarecimiento de los hechos y, en el caso de Gabarri, también el de drogradicción.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies