Delegación del Gobierno defiende el trabajo "imparcial y minucioso" de la Guardia Civil en el incidente de Rosa Valdeón

 

Delegación del Gobierno defiende el trabajo "imparcial y minucioso" de la Guardia Civil en el incidente de Rosa Valdeón

Publicado 20/03/2017 18:59:52CET

VALLADOLID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Delegación del Gobierno en Castilla y León ha defendido el trabajo "imparcial, independiente y minucioso" de la Guardia Civil en el incidente de tráfico de la exvicepresidenta de la Junta y exconsejera de Empleo Rosa Valdeón.

En respuesta a las declaraciones realizadas por la política zamorana sobre una posible filtración de su atestado, la Delegación insiste en que el objetivo de los agentes es "siempre preservar la seguridad vial y la protección de los ciudadanos".

Asimismo, señala que el Instituto Armado "es una institución modélica" que se rige por su "rigurosa imparcialidad" y por el seguimiento "más escrupuloso" de sus normas internas y de sus protocolos de actuación, y "siempre con el respeto más absoluto a la legalidad vigente".

En el caso de Rosa Valdeón, el comunicado, remitido a Europa Press, defiende que la Benemérita actuó "exactamente igual que lo hubiera hecho con cualquier otro ciudadano que hubiese estado involucrado en un accidente de tráfico".

"Los hechos acontecieron en varias provincias, razón ésta que hizo necesaria la participación de varios agentes procedentes de distintos subsectores de tráfico, lo que propició la intervención de la patrulla de Valladolid, del equipo de atestados de Zamora y del equipo de atestados de Arévalo", reza el texto, que añade que "toda la intervención se hizo cumpliendo los protocolos habituales, sin recibir órdenes que procedan de nadie ajeno a su propia estructura de mando, es decir, ni del Ministerio del Interior ni del Partido Popular".

Asimismo, la Delegación señala que las reglas que rigieron su actuación fueron "absolutamente respetuosas" con los derechos fundamentales, al dotar al procedimiento de las debidas garantías "sin injerencias de ninguna clase" que pudieran alterar su "exquisita imparcialidad".

El comunicado concluye que la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en general y de la Guardia Civil en particular "no puede ser puesta en tela de juicio" y debe permanecer "ajena, en todo caso, a la dialéctica política".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies