Denunciado en Burgos tras ocuparle el Seprona en una huerta tres cabezas de corzo descompuestas

Cráneos de corzo intervenidos por agentes del Seprona.
GUARDIA CIVIL
Actualizado 05/07/2015 8:06:35 CET

El olor que desprendían facilitó su localización

BURGOS, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

Agentes del Seprona ha intervenido tres cráneos de corzo (Capreolus capreolus), en una localidad de Las Merindades, cuyo propietario los tenía en bolsas de plástico, a la intemperie, y en estado de descomposición, según informaron fuentes del Instituto Armado.

El fuerte olor que desprendían las cabezas de los animales puso en alerta al Seprona, que tras batir la zona localizó el punto de origen en el interior de una huerta.

En el recinto se encontraba su propietario, que fue interrogado por la titularidad de un cubo que se encontraba colgado de un árbol, ante lo que el aludido respondió que era suyo y se dispuso a mostrar voluntariamente su contenido.

Fue entonces cuando del interior del cubo sacó tres bolsas de plástico, si bien hizo ademán de ocultar dos ellas, acción que fue percibida por los guardias civiles, por lo que desistió de ello.

Al mostrar el contenido de las tres bolsas de plástico se localizaron tres cráneos de corzo en avanzado en estado de descomposición. Las cabezas carecían del correspondiente precinto que autoriza y legaliza su procedencia, traslado y posesión, facilitando respuestas contradictorias sobre los lugares y formas de obtención.

Los trofeos fueron decomisados y entregados al Centro de Recuperación de Animales Salvajes en Burgos, al tiempo que los agentes pusieron en conocimiento de la Junta de Castilla y León los hechos ocurridos.