Desarticulada una red de 'butroneros" especializada en asaltar establecimientos y viviendas

Actualizado 13/07/2012 15:12:49 CET

Se les imputa al menos una treintena de robos, parte de ellos cometidos en Valladolid, Ávila y Segovia

VALLADOLID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Guardia Civil, en la denominada operación 'Pitón' desarrollada en Madrid, han logrado desmantelar un grupo integrado por veinticinco personas y especializado en robos con fuerza por el procedimiento del butrón en establecimientos y viviendas. Se les imputa al menos una treintena de robo en todo el territorio nacional, incluidas las provincias de Valladolid, Ávila y Segovia.

Se han recuperado dos lanchas intraborda, cajas fuertes violentadas, varios inhibidores de frecuencia, una pistola detonadora, dos escopetas de aire comprimido, dinero y diverso material sustraído en los robos y se han esclarecido hechos delictivos cometido en las provincias de Madrid, Toledo, Segovia, Ávila, Guadalajara, Valladolid y Badajoz.

La investigación se inició el pasado mes de marzo, tras la perpetración de un robo cometido por el procedimiento del butrón en una nave industrial ubicada en Villaviciosa de Odón, según informaron fuentes del Instituto Armado.

La Guardia Civil centró la investigación en torno a un grupo de personas de nacionalidad rumana, que pudiera estar cometiendo este tipo de hechos delictivos.

'MODUS OPERANDI'

La red estaba especializada principalmente en la comisión de robos con fuerza por el procedimiento del butrón en establecimientos, tales como supermercados, grandes superficies y naves industriales de empresas dedicadas al comercio de material electrónico, informático y bebidas de primeras marcas.

Como modalidad delictiva secundaria cometían robos con fuerza en viviendas, ubicadas todas ellas en urbanizaciones y zonas aisladas, accediendo a estas tras violentar las vallas perimetrales y forzar las entradas a las mismas, sustrayendo principalmente joyas, pequeños electrodomésticos, dinero y herramientas.

Asimismo, los integrantes de la organización presentaban un procedimiento de actuación definido en torno a dos ramas vinculadas entre sí, que actuaban de manera concertada en distintos lugares y tiempo.

A la hora de desarrollar sus actividades ilícitas, además de contar con herramientas y material sofisticado, se ha llegado a detectar el intercambio frecuente de vehículos legales entre todos ellos, así como el empleo de vehículos sustraídos tipo camión o furgoneta para la comisión de los delitos.

EN BURGOHONDO

Las detenciones se produjeron instantes después de que parte del grupo cometiera un robo en la localidad abulense de Burgohondo, en el cual lograron sustraer diverso material de una nave industrial y una furgoneta, que posteriormente utilizaron para transportar el material sustraído hasta Ciempozuelos.

Hasta la fecha, se les imputa la autoría de una treintena de robos con fuerza en naves industriales, diez robos con fuerza en domicilios, sustracción de doce vehículos del interior de empresas, falsedad documental, receptación, blanqueo de capitales e integración en organización criminal.

Los detenidos son veinticinco varones de origen rumano, con edades comprendidas entre los 19 y 42 años, y suman más de un centenar de antecedentes por hechos relacionados con el patrimonio.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Equipo de Policía Judicial y el área de Investigación de Colmenar Viejo, coordinados por el Grupo de Dirección Operativa de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid.